Published On: Mié, Feb 19th, 2014

La columna de Juan Bru : El relevo generacional en la empresa familiar

Share This
Tags

pageEn la actual era de la revolución tecnológica y la economía global, el modelo de empresa familiar se ha visto en ocasiones como un reducto del pasado, un modelo ineficaz con dificultades para crecer y sobrevivir, un obstáculo para la competitividad. Sin embargo, la empresa familiar es la forma de propiedad más extendida en el tejido empresarial internacional y en Chile la situación no es diferente: según un asesor del Boston Consulting Group, entre el 55% y el 75% de las empresas son manejadas por familias, existiendo en el país cerca de 1.2 millones de compañías familiares, prácticamente una cada 14 habitantes.

La empresa familiar cuenta con potenciales ventajas competitivas: su vocación de continuidad, la capacidad para desarrollar una destacada cultura corporativa y un fuerte sentimiento de lealtad e identificación del trabajador con la empresa. Sin embargo, también existen amenazas que hacen que, en Chile por ejemplo, solo un tercio de las empresas familiares consigan pasar con éxito de la primera a la segunda generación, y de estas, únicamente la mitad lleguen a la tercera. El momento clave de estas amenazas es el relevo generacional, que debe hacerse de forma planificada e implementarse en el momento justo. Con frecuencia las empresas familiares priorizan más la continuidad de la familia que la profesionalización y adecuación a un mercado competitivo. Esto puede originar un relevo no adecuado y falto de éxito para el liderazgo de la compañía.

Entonces, si no existe un heredero natural competente que se haga cargo de este emprendimiento, la familia debe dar su confianza a un directivo externo con un perfil senior, cuya experiencia permita a la empresa adecuarse a la realidad del mercado, realizar los cambios necesarios y ponerse al ritmo del resto de las compañías del rubro. Por esta razón, la exhaustividad en el proceso de selección del candidato, para elegir a quien sea lo suficientemente idóneo para asumir los desafíos de la compañía, su cultura interna, tradición y asegurar su competitividad, resulta primordial para el éxito de la tarea.

 El futuro de muchas empresas familiares depende de este relevo generacional, donde algo prevalece: que se construya sobre principios morales inculcados por el fundador y sea asumido por los sucesores. Estos principios serán los pilares que permitirán garantizar, a lo largo de varias generaciones, la continuidad de un exitoso y longevo proyecto empresarial. 

Juan Bru, associate director de Page Executive

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

La columna de Juan Bru : El relevo generacional en la empresa familiar