Published On: Vie, Jun 28th, 2013

Frente a tu mayor problema : ¿De donde vendra la ayuda?

sosAl contemplar las montañas me pregunto:  “¿De dónde vendrá mi ayuda?” ( Salmo 121:1 ) Este  hombre, como muchos, contemplando su alrededor se preguntó ¿De donde vendrá mi socorro?, ¿Estaría en las montañas que formaban un escudo protector a la gran ciudad de Jerusalén?, o ¿estaría en  sus fuertes murallas?, o ¿en su destreza de guerrero? O ¿en el ejercito de la ciudad? O en ¿su amigos o en quienes le amaban?   Después de meditar él se responde y dice:   «Mi ayuda vendrá del Señor,  creador del cielo y de la tierra». ( Salmo 121:2)

Nosotros también podemos examinar nuestro entorno y nuestros problemas  y podemos examinarnos a nosotros mismos y si somos sabios y honestos deberíamos llegar a la   conclusión que llego el salmista: “Mi socorro viene de Jehová, el que hizo los cielos y la tierra”.

Debemos reconocer que nuestra vida viene de Dios y que además es quien la sustenta; a su vez podemos confiar que él es todo poderoso y soberano para socorrer a todo aquel que con corazón humilde se allega a Él.

¿Tienes problemas? ¿Necesitas prácticamente un milagro en tu vida? ¿Necesitas al mejor ayudador? El mejor ayudador es Jehová; si Él pudo con el poder de Su Palabra hacer los cielos y la tierra ¿De que no será capaz? Él todo lo puede, tal vez no es un milagro lo que necesitas, tal vez es Su orientación para comprender o enfrentar o    aceptar las circunstancias que se te presentan. Sea cualquiera de estas cosas que  necesite, el mejor ayudador sigue  siendo el mismo: Jehová Dios.

Es el momento propicio para reconocer nuestra condición pecadora delante de Dios, es el momento adecuado para dejar a un lado nuestro orgullo y ser humilde delante de Dios reconociendo nuestros errores, pidámosle perdón y aceptemos el señorío de Jesús, el Cristo, en nuestras vidas. Es el momento de encaminarnos a vivir según la guianza y modelo de Dios, de conocer y vivir bajos los principios establecidos por Dios en la Escritura y así podamos apropiarnos de las promesas de Dios para nosotros.

Dios es el mejor ayudador, déjate ayudar; pero debes dejarte guiar por Él. Su máxima guía esta en Su Palabra, La Biblia. El Señor promete ser    tu ayudador si te entregas a Él:  ¡Nunca permitirá que resbales! ¡Nunca se dormirá el que te cuida! No, él nunca duerme; nunca duerme el que cuida de Israel.

El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege, quien está junto a ti  para ayudarte. El sol no te hará daño de día, ni la luna de noche. El Señor te protege de todo peligro; él protege tu vida. El Señor te protege en todos tus caminos, ahora y siempre. Salmo 121:    3-8

¡Dios te bendiga!

Emigdio Sumosa P.

Nota del editor: Agradecemos sinceramente esta tremenda reflexión cristiana. Ojala tuviéramos en forma permanente aportes de esta naturaleza.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Frente a tu mayor problema : ¿De donde vendra la ayuda?