Published On: Lun, Sep 14th, 2020

General Eguía: «Este desafío ha probado nuestro temple y profesionalismo».

Share This
Tags

El 18 de marzo pasado, el presidente de la República nombró al General de Brigada Aérea (A) Cristian Eguía Calvo – el militar de mayor graduación en la región de Los Lagos – como Jefe de la Defensa Nacional para la zona, con tal de coordinar la seguridad pública en el contexto de pandemia por COVID 19. Luego de 180 días de misión, en donde dos de las 30 comunas estuvieron en cuarentena, el Alto Oficial relata el trabajo realizado por el personal bajo su mando.

Durante estos primeros 180 días de misión, el Comandante en Jefe de la IIIª Brigada Aérea y Jefe de la Defensa Nacional para la región de Los Lagos, General de Brigada Aérea (A) Cristian Eguía Calvo, ha mantenido una agenda bastante ocupada. El Estado de Excepción Constitucional por Calamidad Pública decretado el pasado 18 de marzo, mediante Decreto N° 104, lo mantiene involucrado, diariamente, en una serie de reuniones que tienen por objetivo informar, por un lado, al nivel central sobre la situación regional y, por otro, efectuar coordinaciones en detalles con estamentos públicos y privados para materializar y controlar cada una de las medidas decretadas por la Autoridad Sanitaria en su jurisdicción. Además, ha debido hacerse espacio para informar a la comunidad sobre los hechos más relevantes de cada jornada y compatibilizar lo anterior con salidas a terreno, cada vez que las condiciones se lo permiten, con tal de interiorizarse in situ sobre el trabajo de sus efectivos. En este sentido, no es menor que haya logrado revistar al personal bajo su mando en casi el 75% por ciento de la región de Los Lagos.  

En este contexto, conversamos con la máxima Autoridad Militar de la Región, con tal de recabar su impresión de lo que han sido estos dos periodos de Estados de Excepción Constitucional. Según el Alto Oficial, fundamental fue la estrecha relación que se forjó entre las diferentes autoridades regionales, quienes han trabajado en torno a una visión en común… Una visión compartida. “El trabajo ha sido bastante intenso y de mucha coordinación. Mantengo contacto directo, principalmente, con el Intendente y con la Seremi de Salud, a través de las reuniones diarias del Comité de Emergencia Regional, las cuales se realizan mediante videoconferencia. Igualmente, nos coordinamos por chat o en forma telefónica, con tal de evitar el contacto físico”, explica. Además, hay que destacar la relación que mantiene, desde el comienzo de la pandemia, con los alcaldes y alcaldesas. “Tengo un chat, dividido por provincias, en donde mantengo informados a los alcaldes. Además, por este medio también recibo observaciones o solicitudes de parte de ellos. Por otro lado, he visitado 19 de las 30 comunas más afectadas y me he entrevistado con cada uno de los ediles, con tal de conocer en terreno los problemas y solucionarlos con los medios a mi alcance. Al inicio de la pandemia existieron algunas dificultades, debido al desconocimiento por parte de todos, me incluyo, de un evento a nivel mundial sin precedentes”, evidenció. Gracias a esta fluida interacción se logró implementar, por ejemplo, en el minuto más álgido de esta crisis, cerca de 60 puntos de control. “Esto permitió, en los primeros meses, mantener un índice de contagios bastante bajo, a excepción de la comuna de Osorno, que entró en cuarentena a fines de abril por 32 días. Posteriormente, Puerto Montt también entró en cuarentena; pero, en general, el nivel de contagios ha sido más bajo que otras regiones. Por ejemplo, los enfermos en la provincia de Palena, en estos momentos, son casi cero. Por otro lado, las cuarentenas en Osorno y en Puerto Montt han sido efectivas, ya que el número de contagiados bajó rápidamente luego de decretadas. A la fecha, hay cerca de 645 casos activos en la Región y 77 personas fallecidas”, sostiene el General Eguía, destacando también el bajo nivel de contagios entre el personal que componen las patrullas, que día a día trabajan en contacto directo con la población, pero que, al cumplir con las medidas sanitarias dispuestas, han logrado evitar contagiarse.

UN ENEMIGO DESCONOCIDO

Sin embargo, tal como nos explicaba anteriormente, para llegar a este nivel de despliegue y cumplimiento se pasó por momentos complejos en un inicio, principalmente dado a que no se contaba con información fidedigna y exacta con respecto al comportamiento del virus. “Recibíamos información de la Organización Mundial de la Salud que indicaba no usar mascarilla, que sólo el personal de salud debía usarla. Después, que todos debíamos usar mascarillas en lugares públicos. Cosas tan simples provocaban gran desconcierto, sobre todo en nuestros efectivos que estaban fiscalizando y controlando, arriesgándose a un contagio”, explica. Otra dificultad fue la reacción de algunas autoridades comunales al querer cerrar sus comunas para evitar la llegada del COVID 19, especialmente en la provincia de Chiloé. Sin embargo, mediante una compleja pero exitosa gestión, se pudo llegar a un acuerdo para establecer un cordón sanitario, con un punto de control en el sector de El Avellanal y otro en Chacao, logrando satisfacer así todos los requerimientos efectuados por los ediles y dirigentes de la Isla. “También fue un desafío abarcar un sinnúmero de actividades extras, como el apoyo a centros de vacunación o la entrega de canastas de alimentos de la JUNAEB; sin mencionar una de las tareas más emblemáticas de esta contingencia: la entrega de las canastas familiares de la campaña Alimentos para Chile, que requirió un gran esfuerzo, debido a las más de 200 mil que se repartieron en toda la Región”.

A pesar del desgaste y el cansancio que produce estar todos los días cumpliendo con las actividades antes mencionadas, para cada efectivo ha sido completamente reconfortante saber que aportaron con la ayuda necesaria que requería la población, evitando con ello un mayor número de contagios, señala el General Eguía. “A pesar del frio, la lluvia y de los malos ratos que pasó la gente en colas extensas o tacos, debido a los controles, hasta la fecha no ha habido reclamos de parte de la comunidad; muy por el contrario. La mayoría agradece el apoyo que hemos brindado”, sostiene.

En cuanto a números, la gestión en la Región refleja un gran despliegue. Durante este Estado de Excepción Constitucional se han realizado más de 5 millones 500 mil fiscalizaciones, lo que ha repercutido, además, en que los delitos de mayor connotación social hayan disminuido en un 24 por ciento en igual periodo que el año anterior, una cifra inédita desde que Carabineros implementó su sistema de estadísticas STOP. Durante este período se han logrado detener a más de 10 mil personas por infringir el Artículo 318 del Código Penal. Además, durante la cuarentena de Osorno, se controlaron 83.423 personas, con un total de 1.165 detenidos que pasaron a control de detención, lo que significa que un 1,4% no sacó su permiso.

En el contexto de toque de queda la situación es similar en la región. Se han controlado a más de 100 mil personas y se han detenido a 8.720 hasta el minuto, lo que representa un 8% de personas que no cumplieron con obtener su salvoconducto. Finalmente, en lo que respecta a la cuarentena en Puerto Montt, en más de 164 mil controles, se detuvo a un poco más de 1500 personas que no contaban con su permiso de desplazamiento, lo que bordea el 1%.

UN LUTO QUE SE LLEVA EN EL CORAZÓN

Así como las estadísticas respaldan el trabajo realizado, hay un hecho que caló profundamente en todo el mundo militar y, por cierto, en la comunidad. La muerte del Soldado Conscripto de Ejército Hugo Muñoz, quien falleció al ser envestido violentamente por un automovilista que quiso evadir un control en el sector de La Vara en Puerto Montt. “Los miembros de las Fuerzas Armadas somos una familia, pasamos muchas horas del día juntos, entrenamos, estudiamos, reímos y sufrimos juntos. Este tipo de pérdidas, junto con afectar a su familia, a nuestro Ejército, a las Fuerzas Armadas, es una gran pérdida para Chile. El Soldado Conscripto Muñoz entregó su vida para proteger a nuestros compatriotas. Su labor estaba directamente orientada a eso y, por lo tanto, su pérdida debe hacernos reflexionar”, explicó.  

Otra situación compleja fue la vivida durante el aluvión que afectó a los vecinos de valle El Turbio y El Amarillo, en la provincia de Palena, que dejó a cientos de personas aisladas en la alta cordillera, además de una persona desaparecida que, a la postre, fue encontrada sin vida. La Fuerza Aérea fue un actor clave en los primeros minutos, activando un operativo de Búsqueda y Salvamento Aéreo que permitió rescatar a dos personas que se encontraban rodeadas por escombros, gracias a la pericia de un Comando de Aviación que descendió por un cable desde un helicóptero Bell 412, para luego subirlos mientras la aeronave se encontraba realizando vuelo estacionario.

El desafío es permanente y las amenazas no sólo abarcan lo sanitario, sino que también están pendientes de los atentados contra la propiedad privada y pública, los accidentes de tránsito, los heridos en la vía pública por riñas, las aglomeraciones o alguna manifestación no autorizadas. “Estos desafíos han probado nuestro temple y profesionalismo. La ciudadanía, en su gran mayoría, ha reconocido nuestro trabajo y la multiplicidad de tareas que a diario enfrentamos, entendiendo que nuestro trabajo se orienta a un bien superior y común. Son innumerables las misiones que hemos desarrollado durante el transcurso de este Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, lo que ha permitido generar aprendizaje y, de ese aprendizaje, hemos podido establecer un verdadero análisis FODA de nuestra participación en la pandemia. Indudablemente las fortalezas son elementos que nos permiten reforzar nuestro espíritu de servicio, nuestras convicciones y ha permitido percibir que nuestro trabajo va en directo apoyo a nuestros compatriotas”, explicó.

Por último, el Jefe de la Defensa Nacional para la región de Los Lagos señala que es reconfortante ver en las calles cómo a diario la comunidad reconoce el trabajo de las instituciones que forman parte de la Defensa Nacional, con gestos de aprobación, con agradecimientos sinceros. “Todas estas acciones nos permiten trabajar tranquilos, teniendo la certeza que detrás de este gran equipo se encuentran nuestros compatriotas, apoyándonos y colaborando con nuestro trabajo” enfatiza.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

General Eguía: «Este desafío ha probado nuestro temple y profesionalismo».