Published On: Vie, Dic 20th, 2019

Consultas ciudadanas y el retorno de lo político ¿Aprenderemos de esta experiencia?

Share This
Tags

El ejercicio cívico llevado a cabo por miles de chilenos y chilenas, a través de sus municipalidades a lo largo del país, es la voluntad de expresión respecto al proceso político-social que estamos viviendo. Este mecanismo es una de las formas de consulta para plantearse, no solo el diagnóstico, sino también el compromiso que  se adoptará como futuros ciudadanos y ciudadanas. Un proceso de renovación de compromisos con lo público del que hemos sido testigos en el último tiempo.  Expresión de esto, ha sido la ferviente conversación en plazas, parques, cafés y lugares familiares, donde de  alguna u otra forma nos hemos sintonizado con la realidad, lo cual nos ha llevado, irremediablemente, a hablar de política.  Una política que hace bastante tiempo, a través de sus actores, viene dando señales de descrédito, desconexión y poca sintonía con los asuntos que nos competen a todas y todos. Sin lugar a dudas, que este interés en la conversación diaria y los actos que hemos visto en los últimos 50 días, muestran una grieta bastante amplia respecto al modo en que concebimos hacer política, hemos sido testigos de manifestaciones, acuerdos políticos, represión, informes internacionales y una serie de acontecimientos que han ido decantando este tiempo. Desde el accionar individual y colectivo, sin duda tenemos que ser responsables, no solo con lo que difundimos, sino también con los discursos. No podemos obviar que la efervescencia que se ha dado en estos últimos 50 días han sido también motivo de violencia, y no solo desde el punto de vista de la destrucción material, sino también en el lenguaje, lo que claramente se acerca a la polarización que, como sabemos, ha terminado en niveles de intolerancia y violencia política que históricamente ha traído consecuencias dolorosas y que atormentan a futuro si no somos capaces de prevenirlas.

Es muy importante la crítica, la reflexión, la proyección y como dije más arriba, el compromiso con nuestro país, y no desde la autocomplacencia  sino más bien desde autocrítica. Me refiero a dejar de ser ombliguistas y creer que estamos ajenos a los vaivenes internacionales, y tampoco a ser catastrofistas, porque lo malo no solo nos pasa a nosotros. Es importante que veamos la película completa y no solo la foto de hoy, es importante que veamos y conozcamos la historia latinoamericana y quizás, ese punto, seremos conscientes de porqué de “nuestros males”.  No olvidemos que la fragilidad democrática es latente, debemos ser activos defensores de esta, como dijo Thomas Jefferson, padre fundador de Estados Unidos: “El precio de la libertad, es la eterna vigilancia”, razón por la cual en materias como el cuidado a nuestra democracia, más allá de sus contrastes o acepciones, debe estar presente como marco común que nos guie,  basta con que nos desconectemos de los asuntos públicos, para que se produzca lo que no nos gustaría ver: la destrucción de la democracia

Hannah Arendt, en una de sus célebres obras: ¿Qué es la política?, señala que “La política, se dice, es una necesidad ineludible para la vida humana, tanto individual como social. Puesto que el hombre no es autárquico, sino que depende, en su existencia, de otros, el cuidado de esta (la política) debe concernir a todos, sin lo cual la convivencia sería imposible”, y vaya que el pequeño trote dado el domingo recién pasado apunta a esto: “a hacer política”, pero ojo: “No es el debate lo que supone un peligro para la acción, sino el no informarse por medio del debate antes de proceder a lo necesario mediante la acción”. Si antes lo motivaba el levántate papito, que  desde ahora nos motive el “levántate a cumplir el rol político”.

EDUARDO LEIVA ZUMELZU
Administrador Público
Licenciado en Ciencias Políticas 

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Consultas ciudadanas y el retorno de lo político ¿Aprenderemos de esta experiencia?