Published On: Vie, Dic 15th, 2017

Tugar Tugar…hay que ir a votar

Share This
Tags

Cuando comente mi intención de escribir estas “líneas extras” antes de la elección del próximo domingo, de inmediato un siempre critico parroquiano me hizo responsable de sufrir “incontinencia literaria”, una forma elegante de acusarme de “intemperancia argumental”.

Ante tal agravio, me vi en la necesidad de señalar el total desconcierto que me había generado el ver al candidato de la izquierda cerrar su campaña, frente a la Moneda, sobre la tumba de O´Higgins, en el Altar de la Patria, en el lugar donde alguna vez estuvo “la llama de la Libertad”. A decir verdad, ¡Increíble!

Un candidato que hasta hace muy poco tiempo era un lector de noticias -de ligero tonelaje intelectual-, sin trayectoria política, sin equipos y con nula capacidad de gestión, hoy, por el solo expediente de su popularidad en las encuestas, podría ser (ni Dios lo quiera) el próximo presidente. ¡Sorprendente!

Lo asombroso, es que el candidato de la oposición, quien representa (siendo generoso) los valores de la sociedad libre; que tiene un extenso “pedigrí” académico y empresarial; que cuenta con un contundente equipo, y que además, fue Presidente de la República, se encuentra
literalmente empatado con su izquierdista contendor. ¡Asombroso!

Por lo mismo, como no advertir hasta el último momento, que en las elecciones del domingo se presentan dos condiciones muy extrañas y peligrosas: hay mucho en juego y las proyecciones electorales son muy ajustadas. ¿Quién puede estar indiferente ante esta realidad? ¡Nadie!

Es cierto, si se quiere ser honesto, que el abanderado de la oposición no goza de grandes simpatías; que es el mejor candidato, es verdad; pero que no es el más cordial, ni el más cercano, también es verdad; pero lo que se busca no es “el mejor compañero”, se trata de elegir, responsablemente, al más idóneo, “al más aplicado” (dentro de lo que hay).

Estamos ante una encrucijada muy peligrosa que nos plantea la necesidad de posponer nuestras posiciones y convicciones más rigurosas, no hay muchos caminos, debemos, con humildad, ceder el paso a los intereses superiores del país y de su futuro. En el mundo actual, no hay espacio para aventuras políticas, hoy es necesario gobiernos eficientes con una gran capacidad de renovación e innovación.

Estos argumentos, entre otros, despertaron la natural pasividad de mi crítico interlocutor quien poco a poco entró en una profunda reflexión y de pronto exultante me dijo… “tienes que irte de inmediato a escribir, ¡estamos en la quemada! no le demos más vuelta, la gente tiene que ir a votar… tu columna se debe titular… ¡tugar tugar… salir a votar…!

CRISTIÁN LABBÉ GALILEA

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Tugar Tugar…hay que ir a votar