Published On: Lun, Nov 6th, 2017

La familia y la comunidad escolar

Share This
Tags

Diferentes investigaciones señalan que existe una alta incidencia en la participación de las familias con los resultados escolares, lo cual contribuiría al desarrollo integral de los estudiantes. La  práctica en tanto también evidencia que, para conseguir que las familias participen, es necesario que los equipos directivos consideren la diversidad social y cultural del entorno escolar, lo que permitiría que ellas se sientan acogidas e involucradas en la tarea formativa de sus hijos.

Sabemos que los procesos participativos generan diálogo y consenso, lo cual no solo es una contribución a la escuela y a los padres, sino que impacta directamente en la formación de  estudiantes miembros de una sociedad pluralista y diversa. Esta dinámica logra en el tiempo, que la  comunidad escolar genere un vínculo de pertenencia con sus alumnos y familias, activando la participación.

Asimismo, una comunidad escolar conectada y dialogante con el entorno de la escuela, es capaz de interpretar los intereses de los alumnos y guiarlos de manera colaborativa con las familias.  Este vínculo constante, es altamente significativo en la búsqueda de lograr mayores y mejores aprendizajes de los estudiantes, permitiendo que las familias tengan pleno conocimiento del plan educativo de su establecimiento y puedan apoyar el desarrollo de habilidades de sus hijos  a través de las distintas estrategias de participación.

Una tarea clave para que esta dinámica se active, es la creación de instancias de participación efectivas.  Para contribuir en esta tarea,  el Ministerio de Educación presentó en junio de este año, una  nueva Política de Participación de las Familias y la Comunidad en Instituciones Educativas, la cual busca empoderar a las comunidades escolares,  considerando siempre el entorno en el cual están inmersas.  Este documento expresa principios tales como la igualdad de oportunidades y la visión de la institución educativa como principal agente de involucramiento.

Por tanto, queda en evidencia que cuando las familias participan en la escuela colaborando en las actividades de aprendizaje de los estudiantes, la institución gana colaboradores en el aprendizaje, constituyéndose en miembros activos y que comparten las responsabilidades en el desempeño de la propia escuela y de la formación de cada uno de los estudiantes

Carlos Delgado Álvarez
Director Macrozona Sur
Agencia de Calidad de la Educación

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

La familia y la comunidad escolar