Published On: Mié, Mar 16th, 2016

Diputados concluyen primera sesión de debate de proyecto que despenaliza interrupción del embarazo.

Share This
Tags

web

La Sala de la Cámara dio inicio al debate y votación, en primer trámite constitucional, del proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, como son riesgo de vida de la madre, inviabilidad letal fetal y en caso de violación.

Tras la exposición de los informes de las Comisiones de Salud, a cargo del diputado Juan Luis Castro (PS); de Constitución, por el diputado Osvaldo Andrade (PS); y de Hacienda, por el diputado Alejandro Santana (RN), se abrió el tiempo de las intervenciones, para lo cual se dispuso una distribución proporcional de tiempo por bancada.

En primer lugar intervino el diputado Juan Luis Castro, quien es presidente de la Comisión de Salud, quien recalcó que el proyecto deja claramente establecidas las condiciones médicas para sustentar las dos primeras causales contempladas, para que exista una decisión consciente e informada de la mujer.

Añadió que el sistema sanitario ha dispuesto no solo en la red de atención primaria y en los controles maternos, que se cautele que la patología del embarazo esté diganosticada a tiempo para discriminar cuándo existe un riesgo real y letal de inviabilidad fetal.

El diputado sostuvo que, tras 14 meses de debate legislativo, el país está esperando una decisión y remarcó que se escuchó a decenas de instituciones, expertos y a las iglesias, y que «Chile no puede esperar mas tiempo para dar este paso de dignidad a la mujer de no poder decidir en estas causales tan extremas».

Por su parte, el diputado UDI Jorge Ulloa planteó que, en una discusión legítima y con posturas legítimas, que vienen acompañadas de una concepción sobre la vida, quiere tomar el debate desde la razón, planteando en ese sentido, que existe un derecho distinto, que es el derecho a la vida del que aun no nace respecto del que ya nació.

«Eso es lo que propone el proyecto, porque da la posibilidad que algunos elijan quienes nacen y quienes no y eso importa una cuestion de concienca para mi muy importante (…) y resulta completamente difícil llegar a resolver quién tiene la potestad para resolver quien es el que tiene que llegar a vivir y quien no», remarcó.

Subrayó que con el aborto hay una capacidad de seleccionar y que se eleva a una categoría que no corresponde a quien va a decidir, puntualizando que en el caso de violación, se busca que efectivamente haya un aborto libre.

Por la Democracia Cristiana intervino, en primer término, el diputado Matías Walker, quien defendió el derecho de los legisladores a debatir y a que, frente a estas tres causales excepcionales y complejas, haya un discernimiento escuchando opiniones. En todo caso, reconoció que costó mucho tomar una decisión.

El legislador puntualizó que este no es una tema religioso, sino de derechos humanos y del ordenamiento jurídico que protege la vida. De esa manera, el parlamentario anunció que solo respaldará la primera causal (riesgo de vida de la madre), porque repone el verdadero aborto terapéutico, pero que en las otras causales se debe promover un acompañamiento a la mujer y potenciar la ley de adopción.

En una posición diferente se manifestó su compañero de bancada, diputado Juan Morano, quien anunció el apoyo a las tres causales, porque, a su juicio, no puede imponer sus convicciones personales sino que debe primar el derecho de las mujeres. Asimismo, rechazó que den clases de moral quienes apoyaron la tortura en Chile.

El diputado René Manuel García (RN) criticó a quienes comparan la oposición al aborto con la violación a los derechos humanos en dictadura y planteó tajantemente que no hay diferencia entre esos dos crímenes, hecho que refutó no se quiera reconocer.

Dijo que los partidarios del proyecto sostienen que «el gran argumento es cumplir el programa de gobierno» y lamentó que no hayan «recapacitado que están matando a personas que no pueden defenderse y que están quitando una vida antes de nacer». Asimismo, criticó que consideren que el país es avanzado y moderno por tener esta herramienta a disposición.

El diputado independiente Joaquín Godoy enfatizó en su apoyo a las tres cauales, que este proyecto «en ningún caso obliga a nadie» y que nadie deberá ir en contra de su credo, porque tendrá la libertad de decidir.

Dijo que «es irracional que el Estado de Chile tome la decisión por una mujer que está viviendo este sufrimiento» y argumentó que es una decisión que nadie puede tomar por los demás, sino que «la tiene que tomar esa persona que está en ese minuto involucrada».

El diputado Godoy también rechazó que se use como argumento en contra de la iniciativa que las mujeres usarán la violación como una excusa para un aborto y dijo que no será parte de esa manera de referirse a las mujeres.

La también diputada independiente, Alejandra Sepúlveda, indicó que no es una decisión fácil, porque ella cree en la vida desde la concepción y porque «no hay un amor más grande que el de una mujer por sus hijos, estén como estén».

Afirmó que, por ello, no cree en el aborto en caso de inviabilidad fetal. Dijo, asimismo, que entiende el dolor que sufre una mujer que ha sido violada, porque en ese hecho no hay conciencia ni consentimiento alguno.

Pero, anunció que apoyará las tres causales, porque aunque ella tiene una posición, también cree que las personas pueden pensar distinto, tener historias diferentes y una mujer y su familia deben tener la posibilidad de decidir de acuerdo a eso.

La diputada del PPD Cristina Girardi argumentó su apoyo a esta iniciativa, en los contextos histórico-culturales de dominación y uso del poder en contra de la mujer y el cuerpo de esta. Señaló que es difícil que se entienda este proyecto sin mirar cómo se ha construido la sociedad y que el cuerpo de la mujer ha sido el lugar privilegiado para ejercer el poder y la dominación, mediante la tortura y la violación.

La parlamentaria recalcó que las mujeres tienen que ser dueñas de su propio cuerpo, que no hay una imposición de la decisión y reconcoer que ellas existen.

La diputada PC Karol Cariola precisó que este es un proyecto que tiene particularidades, «de lo contrario no concitaría ni enfrentaría posiciones con tanta vehemencia, siempre que se habla de los derechos de la mujer».

La parlamentaria destacó el apoyo ciudadano que tiene este texto y que no es fácil precisar cuántos abortos se realizan hoy día, por su criminalización. Tras entregar diversas cifras que hablan de un promedio de 33 mil abortos al año en Chile, remarcó que acá se debe dar cuenta que la interrupción del embarazo es un asunto de salud pública. «Frente a ello no podemos esconder la cabeza y negar la realidad que, por decreto, se ha tratado de esconder en este país desde el año 89», sentenció la diputada Cariola.

Finalmente, la diputada Marcela Hernando, del Partido Radical, hizo una referencia a los cambios legislativos en nuestro país desde 1930 hasta 1989, en materia de aborto, donde el tema siempre estuvo en la esfera sanitaria y era una decisión que se abordaba por razones médicas.

Pero, argumentó, en dictadura se decidió que «la condición materna es secundaria y sacrificable en todo momento» y que han debido pasar 26 años para poder replantearnos esto. Añadió que la discusión ha sido compleja en las tres causas y que se ha podido avanzar en acuerdos para dar seguridad que habrá precisión en los diagnósticos y que la decisión será de la mujer conociendo los riesgos.

La diputada Hernando, además, insistió en que este proyecto no legaliza el aborto, sino que solo despenaliza su acción en tres causas específicas, mientras que en todos los otros casos seguirá siendo un delito perseguido por la ley.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Diputados concluyen primera sesión de debate de proyecto que despenaliza interrupción del embarazo.