Published On: Lun, Mar 7th, 2016

Día internacional de la mujer : el difícil arte de ser mujer

Share This
Tags

mujer

Llegó marzo y con ello el comenzar de un nuevo año de actividades, el ingreso a clases, la congestión vehicular, el pago de patentes, el reencuentro con las amistades, los cumpleaños, aniversarios y un sinnúmero de actividades extras.

Pero hay un día de marzo celebrado a nivel mundial. Sí, me refiero al 8 de marzo, día internacional de la mujer, fecha en que conmemoramos y a la vez celebramos nuestro género. Fecha que reúne desde el pasar de la historia diferentes hechos: marchas, protestas, huelgas, muertes, peticiones y exigencias. Cabe destacar que para que este día fuese internacional tuvieron que pasar muchas tragedias, mujeres dieron la lucha por conseguir lo que ellas pensaban era un derecho, lucharon por una valoración de género, por dejar de ser un objeto y formar parte de una estructura antes netamente masculina; en fin, por ser consideradas personas en toda su extensión.

A raíz de esta lucha poco a poco se fueron abriendo las fronteras, las leyes laborales cambiaron; en lo que se refiere a las leyes civiles aún faltan muchos cambios. Si comparamos nuestro pasado, hemos ido evolucionando, y, aunque hay un grupo que rasgan vestiduras, todas las mujeres hemos luchado de una u otra forma por tener y estar en el lugar que nos corresponde. La diferencia es que hay un grupo que han sido más aguerridas, otras en forma silenciosa y muchas veces con miedo han apoyado esta causa. No ha sido fácil, ya que a pesar que nacimos de una mujer, la cultura machista ha tratado de impedir este avance, pero la persistencia y el querer lo han logrado.

Ser mujer en estos tiempos no es tarea fácil. Si bien es cierto un grupo decide seguir con la vida tradicional de casarse y preocuparse de las tareas del hogar y de la familia, que dicho sea de paso es una ardua labor, donde prácticamente no se descansa y no hay remuneración, se cumplen demasiadas funciones y más de las veces no se agradece dicha labor. Está el otro grupo de féminas que optan por una educación que las llevará a la vida laboral, este grupo verá que sus horas pasan más rápido, que deberán cumplir más funciones, entre casa, trabajo, hijos, escuelas, marido, amigas, etc, que muchas veces cuando los hijos, se enferman deben correr o pedir permiso en sus trabajos , opción que no gusta, o aquellas mujeres que están en vida fértil, a este grupo se les complica más aun , a pesar que contamos con una legislación que antes y después del parto las protege, es un grupo discriminado independientemente que cumplan muy bien su labor, siempre están en la mira, ya sea porque llegan al filo de la hora, o andan apuradas o preocupadas de aquel retoño que quedó en el jardín o al cuidado de algún familiar o de otra persona, y se suma con el post natal el derecho a amamantar.

Y es ahí donde me pregunto ¿En qué momento se nos olvidó que también fuimos amantados? que igual lloramos al sentir hambre, que fue una mujer que generosamente nos alimentó con esa leche humana , que donde fuera se sentaba y hacia un espacio en sus quehaceres y sin miramientos nos llenaba la boca con esa glándula de donde podíamos exprimir ese alimento que durante meses fue lo único que nos mantuvo con vida y a la vez nos dio todas las vitaminas, proteínas que necesitábamos para crecer sanos y fuertes, ¿en qué momento se les ocurrió poner horarios y condiciones para esta labor?.

Uno de los grandes enemigos de las mujeres que trabajan es nuestro mismo género, la envidia pasa a ser parte en este punto y muchas veces en vez de apoyar los logros, se sienten las zancadillas y malas vibras hacia aquella que luchó por conseguir ese puesto, que cambió sus horas de descanso por investigar, por interiorizarse en ese tema que la hizo sobresalir.

Fuimos ganando espacios, ocupando puestos laborales, con el derecho a voto nos insertamos en la vida política, y si bien es cierto en este punto aún estamos débiles, seguiremos luchando porque se nos reconozca y den los espacios necesarios para poder defender nuestros derechos, aportando con una visión diferente en la política y en las leyes.

En esta lucha han aparecido muchos movimientos en post de defender los derechos de la mujer, por cierto, todos válidos, pero que en cierta forma han dividido a nuestro género, ya que lo que es bueno para algunas, no es conveniente para otras. De igual manera seguiremos en este deambular por la vida buscando nuestros espacios.

En este nuevo día te digo a ti mujer:

Recuerda que eres única, naciste libre, eres capaz, tienes la inteligencia para pensar y tomar tus propias decisiones

No olvides que así como exigimos derechos, también tenemos obligaciones.

Mírate al espejo y descubre tu belleza, seas como seas cada mujer tiene un encanto diferente, regálate un tiempo y descúbrete a ti misma.

Se original, en esta lucha por encontrar nuestro espacio no pierdas la femineidad, esa es nuestra naturaleza y sello, nuestro “plus”.

Recuerda que los hombres son nuestro complemento y no nuestros enemigos, que no te asuste el hecho que ellos quieran acercarte a ti, desde que el mundo es mundo ha existido esa asociatividad de hombres y mujeres, el tema es saber llevar en justa medida ese complemento.

Se feliz, vive, disfruta y goza de esta vida.

Aprende a reírte de ti misma, recuerda que es más fácil tener una sonrisa dibujada en el rostro que andar con cara de enojo.

Reciban todas un gran abrazo en nuestro día.

 Artículo escrito por R.C. – Periomamista semanario local
Esa mezcla loca entre mamá y periodista ciudadana

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Día internacional de la mujer : el difícil arte de ser mujer