Published On: Jue, Nov 12th, 2015

Claudio Oyarzun : Una mirada crítica bajo la alfombra de Puerto Montt

Share This
Tags

oyarzun

Con pirotecnia política el Ministerio de Obras Publicas en nuestra región, hace unos días atrás dio a conocer una gran alianza público – privada para proyectar un moderno balneario en el borde costero de Puerto Montt, particularmente en el sector de Pelluco.

Sin duda es una gran iniciativa que contempla levantar una costanera, un parque y una playa artificial. Además se contempla una doble vía y una serie de miradores y bellos paisajes.

Todo suena muy hermoso y de gran impacto para la costanera de Puerto Montt. Dicho lo anterior solo me nace consultar ¿porque nadie habla o es indiferente a los fuertes y malos olores en toda la costanera de Puerto Montt o porque nuestro hermoso borde costero emite dichos olores?

En mi calidad de Consejero Regional de Los Lagos y como miembro de la Comisiòn de Medio Ambiente, no puedo estar ajeno a este tema y tengo el deber de emitir un comentario al respecto.

Los denominados aliviaderos de tormenta en la Costanera de Puerto Montt quedaron establecidos desde el día en que se autorizó la tarifa de tratamiento de aguas servidas a la empresa Sanitaria ESSAL a través de un emisario submarino de Puerto Montt denominado D4 que está ubicado al frente del Mall Costanera. Esto sucede debido a que el Estado de Chile no cuenta con la infraestructura que permita la separación de las aguas lluvias con las aguas servidas, por lo que se ha visto en la necesidad de entregar a particulares dicho tratamiento de aguas servidas que consideren el paso de las aguas lluvias. El problema de las aguas lluvias es que irregularmente ingresan a los colectores de aguas servidas, que van en aumento día a día, provocando la activación de los vertederos de tormenta, que quedaron en la Costanera que antes eran las antiguas descargas hacia la Bahía de Puerto Montt. La Superintendencia de Servicios Sanitarios estableció un reglamento donde establece que los vertederos de tormenta y en particular el Emisario D4 serán utilizados cuando existan lluvias intensas hasta 72 horas después de dichas lluvias donde las aguas servidas son mezcladas con agua lluvia, a un punto determinado, que en este caso está ubicado en frente del mall Costanera de nuestra ciudad. Este punto se permite esta descarga en caso que la lluvia sature el sistema de alcantarillado que podría provocar el colapso de los mismos, causando serios daños en los hogares de los distintos usuarios. No obstante lo anterior, esta autorización de descarga tiene la siguiente limitación: sólo puede descargarse en estas situaciones durante algún frente del mal tiempo y solo hasta 72 horas siguientes al término de las lluvias que generaron la descarga. Sin embargo, lo que ocurre actualmente en nuestra capital regional, es que la empresa ESSAL, no cumple con esta limitación, efectuando descargas continuas y permanentes en este punto D4, lo que significa que están realizando descargas de aguas servidas incluso en días en que no hay frentes de mal tiempo ni lluvias, que es el verdadero objetivo de que se haya autorizado este tipo de descargas.

Esta situación es bastante delicada, por cuanto dichas descargas fuera del margen legal permitido, pueden generar graves daños en la salud de las personas, y sin duda generan daños en el medioambiente en general, vulnerando gravemente la garantía constitucional establecida en el Art. 19 Nº 8 de la Constitución Política de la República y además vulnerando la norma de emisión, Decreto Supremo Nº 90/2000, tabla Nº 4, que establece los límites máximos permitidos para la descarga de aguas superficiales dentro de la zona de protección del litoral.

Como se puede observar esta situación a simple vista pareciera un problema de control y fiscalización, sin embargo esta norma de emisión es de autocontrol, por tanto es deber de la propia empresa generar los procedimientos preventivos y materializarlos, velando por el adecuado cumplimiento de la limitación que se le impone por ley, y así evitar estar efectuando descargas permanentes en este punto emisario de emergencia, incluso en aquellas situaciones donde no está expresamente autorizado. A ello debemos sumar que esta empresa es la única que presta este tipo de servicios en la capital regional, cobrando a sus distintos usuarios un ítem de tratamiento de aguas servidas mensualmente.

Por otra parte, la Superentendía de Servicios Sanitarios cuenta solo con 4 fiscalizadores para toda la Región de Los Lagos, por lo que resulta imposible poder monitorear esta situación en forma permanente, y de ello precisamente se aprovecha la empresa privada, al no establecer los procedimientos de autocontrol.

A mayor redundancia, la empresa que efectúa las descargas no cuenta con una concesión marítima para poder realizarlas, ni un monitoreo de autocontrol con parámetros autorizados por la Directemar.

Todo lo anterior, se genera debido a que la empresa ESSAL se ha hecho cargo de una inversión que le corresponde al Estado de Chile de la separación de las aguas lluvias del canal de aguas servidas, cobrando por ello a los usuarios. De esta forma, con el incumplimiento mencionado, esta empresa se aprovecha de una debilidad del Estado de no haber realizado la inversión de separación de aguas lluvias, función que en los hechos debiera realizarse por el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Obras Hidráulicas.

Por último es importante destacar que la contaminación del mar provocada por el vertimiento de las aguas servidas del emisario D4 de ESSAL impacta negativamente la imagen turística hacia un Puerto Montt Sustentable y a la pesca extractiva artesanal que cuentan con un gran número de caletas pesqueras en el Seno de Reloncaví.

Dicho lo anterior me parece de vital importancia que el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Obras Hidráulicas tenga una mirada de hermosamiento y desarrollo de la infraestructura en nuestra capital regional, pero como dice el viejo refrán “Aunque la mona se vista de seda, mona queda.”

 CLAUDIO OYARZUN CARCAMO – CONSEJERO REGIONAL LOS LAGOS

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Claudio Oyarzun : Una mirada crítica bajo la alfombra de Puerto Montt