Published On: Mié, Oct 21st, 2015

Columna de opinión: El desafío de estar en pareja(1)

Share This
Tags

pareja

Desde el rol de Psicólogo Clínico, son innumerables las consultas que se reciben en el ámbito de las relaciones de pareja, lo que permite constatar que es fundamental para nuestra felicidad -o infelicidad- el estar bien en este ámbito de la vida y esto refuerza lo señalado por muchos autores que expresan que el amar y ser amado es una necesidad básica del ser humano.

Paradojalmente, constatamos las dificultades que tenemos para mantenernos en una relación de pareja estable que signifique la posibilidad de crecimiento y desarrollo personal para cada uno de sus miembros. ¿Qué es lo que pasa que es tan difícil alcanzar este anhelo? No se puede afirmar que “antes todo era mejor” ya que la época actual no ha hecho más que sincerar lo que antes se ocultaba tras el machismo, la religión, el control económico, la apariencia y las buenas costumbres; valores culturales que condicionaban y limitaban el actuar de las parejas.

Desde las múltiples miradas que se pueden dar sobre este tema, muchos terapeutas familiares concuerdan en que uno de los elementos a considerar para que se facilite la construcción de una relación de pareja positiva es reconocer si la historia personal ha sido lo suficientemente contenedora, nutritiva y ha colaborado en desarrollar una persona capaz de enfrentar con madurez las relaciones afectivas e íntimas. Esto permitiría enfrentar una relación de pareja no sólo con el anhelo de cubrir el “agujero” que tenemos en lo afectivo, sino con el fin de acompañarnos en el desafío de la vida, compartiendo y conectándonos, desde lo físico a lo espiritual y aceptándonos tal cual somos, primero a nosotros mismos y luego a quien hemos elegido como pareja.

Obviamente no todos -o muy pocos- hemos tenido la suerte de tener una experiencia de vida en la que nuestros seres más significativos nos dieron la opción de un desarrollo suficientemente positivo en lo emocional y no porque la mayoría sean malas personas, sino porque simplemente no sabían hacerlo de otra manera. Por lo tanto aquí lo importante es reconocerse y encontrar nuestros agujeros emocionales, nuestra necesidad de amor incondicional no satisfecha y todo aquello que proyectamos en el otro y que finalmente es nuestro, como las interminables discusiones sobre quién de los dos tiene más culpa porque las cosas no funcionan… La buena noticia: el primer paso es mirarnos a nosotros mismos y sentir que el principal responsable de nuestra felicidad es cada uno de nosotros.

Arturo Ayres Pinto
Director Escuela de Psicología
UST Osorno

 

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Columna de opinión: El desafío de estar en pareja(1)