Published On: Mar, Jul 7th, 2015

Columna de Opinión: El Arte de la Educación Técnico Profesional

Share This
Tags

dialogo

Nadie dijo que sería fácil. Vivimos un momento crucial para generar un análisis de la situación país a nivel de formación técnica profesional. Nuestra educación superior ha pasado por una transformación compleja y no exenta de dificultades. Hemos visto cómo una educación superior, dirigida a grupos minoritarios y de elite, desarrollada a través de un modelo educativo alejado de contexto y realidad, se ha ampliado para atender las necesidades del país, diversificando su cobertura gracias a la creación de los Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica que respondieron a las demandas de miles de jóvenes.

Los datos del Consejo Nacional de Educación (CNED) dan cuenta que el 14% de la matrícula total en Educación Superior de nuestro país corresponde a estudiantes de Centros de Formación Técnica. Las alternativas se distribuyen a lo largo del país, con instituciones privadas que son las que mayoritariamente han cubierto las necesidades educativas. Sin desconocer la complejidad que este tema evidencia a nivel país, me inclino por entender que no es el factor determinante en lo que respecta a calidad, educación y trabajo. Mi apuesta va por un análisis in situ, aplicado, cualitativo y profundo respecto del modelo educativo versus las prácticas pedagógicas.

Desde mi ejercicio en aulas de carreras técnicas, he podido evidenciar cómo el Modelo Educativo por Competencias (o basado en competencias) permite entender y dar el verdadero sentido de la educación técnica profesional. Poder trasladar este discurso al aula genera la oportunidad de implementar prácticas pedagógicas que tienden a un proceso de calidad que han logrado no sólo recoger las demandas de un país, sino que también se han hecho cargo de las complejas necesidades educativas que evidencian cientos de estudiantes, de las expectativas personales y familiares, de las exigencias de nuestro modelo económico y por cierto del cultural, en el que no sólo debemos saber, sino que además ser capaces de demostrar lo que sabemos.

Ciertamente que hablamos de un «Arte en Educación» que camina contra el tiempo, al tratarse de carreras de corta duración, y que avanza a pasos agigantados, en forma consistente y congruente con las exigencias laborales y de empleabilidad que brinda la formación aplicada y de calidad, con académicos y docentes que mantienen un desarrollo profesional activo en la disciplina que forman.

Ingrid Lazen Bravo – Jefa Carrera T. Educación Especial / Santo Tomás Osorno

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Columna de Opinión: El Arte de la Educación Técnico Profesional