Published On: Vie, Jun 12th, 2015

Graves denuncias tras huelga de hambre de funcionarios del Hospital Base de Osorno

Share This
Tags

huega1

Cansado de los malos tratos, presiones y un clima laboral hostil cinco funcionarios del Hospital Base de Osorno pertenecientes a la Central de Alimentación decidieron iniciar una huelga de hambre indefinida a fin de solicitar la salida de quien actualmente es identificada como Jefe de la Central de Alimentación del recinto hospitalario y precursora, según acusan, de la mayoría de los conflictos que aquí ocurren.

En terreno y en compañía de los concejales Juan Carlos Velásquez y Carlos Vargas (declaraciones en video) visitamos a estos trabajadores que visiblemente agotados por una movilización iniciada a las 8 de la mañana del día jueves se mantienen instalados a pasos de la oficina de la Dirección del Hospital siendo respaldados por la Fenats Unitaria. Un hecho que a la fecha no ha concitado mayor interés de las   autoridades del Servicio de Salud y menos de la Dirección del mismo recinto Hospitalario.

Durante un tiempo prolongado han sostenido una serie de reuniones a fin de presentar reclamos y denunciar diferentes anomalías sin obtener respuesta por parte del Director Provincial de Salud Nelson Bello, la Directora Subrogante del Hospital Base Carolina Días, el Sub director Medico Roberto López e incluso la Sra Lilian Pradenas de Recursos Humanos siendo esta drástica determinación la única forma de obtener respuestas, cambios concretos y notoriedad pública a los graves hechos que detallaremos mas adelante.

El primer reclamo apunta directamente a la Jefe de la Central de Alimentación a quien identificaremos con las iniciales M.M.S.G quien mantiene contrato vigentes desde el primero de enero del 2015 como remplazo y en calidad de contrata y quien posee título de Nutricionista otorgado por la Universidad de la Frontera emitido el 6 de Septiembre de 2006. Es a ella a quien acusan de malos tratos, acoso laboral reiterado y hostigamiento tanto al equipo de nutricionistas como a los técnicos y funcionarios que trabajan en esta dependencia. Son cerca de cuarenta personas, alrededor de 15 de ellos calificados como «intocables», por M.S; mientras que el resto pertenece a lo que despectivamente califica como «el lado oscuro de las fuerzas»,  según nos denuncian los funcionarios.

Los trabajadores de esta unidad en su mayoría están en calidad de contrata por lo que temen permanentemente a las represalias que se puedan originar al presentar cualquier tipo de reclamo ya que rápidamente son calificados de insubordinación siendo sancionados, despedidos o sometidos a medidas arbitrarias por lo que únicamente Soledad Sepúlveda Quezada, Dirigente Gremial de la Fenats Histórica decide hablar en general de lo que está ocurriendo y a fin de colocar una cara visible a estas denuncias.

Desde que M.S asumió la jefatura las anotaciones de deméritos han aumentado considerablemente sobre distintos funcionarios al igual que amenazas y despidos verbales que no se concretan o que en algunos casos están a la espera de concretarse sin que para ello existan evaluaciones en terreno de los funcionarios sino que quedan a su propio arbitrio sin que el Departamento de Recursos Humanos interceda o adopte claras medidas para evaluar la situación. De igual manera las licencias medicas por depresión de los funcionarios también han tenido un aumento significativo, indican. Es más al respecto los funcionarios señalan que existirían dos informes emitidos por la Mutual de Seguridad y una sicóloga que dan cuenta de un clima laboral adverso que estaría afectando a los funcionarios sin que al respecto se tomen medidas. Cuesta creer este y otros relatos pero al revisar el portal Soy Osorno en su edición del jueves encontramos la siguiente declaración (sic)»… directora (s) del recinto, Carolina Díaz, dijo que “efectivamente un grupo de funcionarios ha optado por ejecutar medidas de presión. Los temas se han ido trabajando y avanzando. Quiero dejar en claro que no es la primera vez que a través de estas manifestaciones se afecta el acceso a la atención de salud de nuestros pacientes, por lo cual se tomarán las medidas administrativas que correspondan”. Una amenaza directa según lo que entendemos y una preocupación que analizaremos mas adelante.

En el marco de la entrevista tuvimos acceso a un email enviado por un nutricionista de la Universidad de la Frontera quien se desempeño brevemente en esa repartición. En el texto se deja claro que existe una amistad con M.S, también se justifica una invitación a Nutricionistas de esa universidad a presentarse en Osorno puesto que no hay profesionales disponible localmente (a pesar de que la Universidad de los Lagos cuenta con la Carrera para luego realizar una acusación por el consumo de alimentos contra el personal de esa repartición publica y un supuesto clima adverso contra la jefe de servicio. Pero el objetivo del email no es denunciar, en primera instancia, sino que solicitar a la misma Jefe de Servicio que lo revise y se lo reenvíe con el nombre y los email a quienes debe hacer llegar la denuncia. La respuesta a esta maquinación es simple , le señala que» cambia eso de «amistad» por «cercanía» o que indique que estudiaron en la misma universidad. Agregando que «lo otro que sería bueno es que expusieras la necesidad de que las nutricionistas queden en los servicios clínicos». Una aspiración que podría ser la causa de la constante animadversión que los funcionarios denuncian y que podría deslindar en actos incluso de tipo discriminatorios.

El segundo punto de tensión dice relación con los grados de los funcionarios de planta. Al llegar un funcionario a los 59 años de edad se ha considerado que estos alcancen el grado tope correspondiente a su respectivo estamentos, sin embargo en esta actual administración esa medida ha sido obviada quedando diversos funcionarios marginados de alcanzar un beneficio que se había instalado como una costumbre y cuya restitución anhelan en justicia quienes están a punto de jubilar y que verían mejoradas con ellos sus pensiones. Como respuesta a esta demanda se les ha indicado que no hay recursos para realizarlo pero si se efectuó una mejora de grados a los funcionarios a contrata, y se subió hasta en cuatro grados a funcionarios nuevos del departamento de Recursos Humanos, mientras que funcionarios con más de 30 años de servicios están estancados a pesar de tener carrera funcionaria.

Otras Denuncias

Queremos volver a la preocupación por «el acceso a la atención de salud de nuestros pacientes» expresada por la Directora (s) del recinto, Carolina Díaz.

Primero hay que señalar que el ambiente laboral y el clima de trabajo está dividido. Y que las pugnas internas son constante entre los dos bandos que ha marcado la Jefe de la Central de Alimentación. En ese contexto un funcionario habría cambiado el depósito de sal por azúcar afectando la preparación de los alimentos de todos los pacientes hospitalizados inutilizando con ello la comida. Como medida de emergencia se preparó una sopa de semola la que fue servida a los pacientes a la hora de almuerzo. Lo peor está por venir. La comida no se anulo, como está dispuesto por la autoridades sanitarias, y pese al reclamo de los funcionarios la comida fue «reparada» y servida al día siguiente. El responsable de esta maniobra, uno de los «intocables» fue ubicado por los mismo funcionarios y ante la presión termino reconociendo «un lamentable error» y recibiendo las felicitaciones de la Jefe de Servicio por su valentía al reconocer su «lamentable error». No hubo sumario ni sanción alguna lo que contradice gravemente la actual preocupación de la directora del Hospital Base.

De igual forma en más de una oportunidad han señalado la inconveniencia de servir alimentos vencidos (yogurth) sin que nadie decida parar este tipo de situaciones. Tampoco hay sumarios ni denuncias, ni se conoce la cantidad de casos de similares características.

Frente a ello solicitaremos en los próximos días por la vía de Transparencia Activa la información pertinente que permita corroborar la veracidad de esta y otras denuncias. (Revise al final de la nota las declaraciones en Video).

Licitaciones

Son variados los casos que nos relatan y que hablan de desprolijidad. Solo como ejemplo nos presentan la orden de compra según la licitación 1545-1996-L114 del mercado público . En ella se adquiere el simple y humilde Coyachuyo a un valor de 36 mil pesos el kilo, luego de los reclamos correspondientes y la alarma de los funcionaros hoy lo compran a $10.000 pesos el kilo. Y según las bases de la licitación desde un principio se optaría por el precio más bajo.

Pero no solamente se debe mirar hacia el Hospital Base. Aun no hay un llamado a concurso para ocupar el cargo de Director manteniéndose actualmente una subrogancia.

Consultados varios médicos, que piden reserva, indican que es difícil que alguien quiera asumir y enfrentar a una comunidad médica y funcionaria que actúa de manera coordinada para defender intereses específicos según los círculos en que se mueven. Cuando un gremio denuncia con los restantes es fácil obtener respaldo y apoyo mediante negociación y asignación de beneficios. Si un medico denuncia es marginado de distintas instancias. Lo que hace difícil romper los círculos que se vienen gestando desde hace años.

«Revise las licitaciones de cirugías y servicios médicos» señalan. Eso hicimos. No aparece mucha información ni en la página de transparencia ni el portal de Chile compra con respecto a licitaciones.

Según nos indican se estarían acumulando pacientes por determinadas dolencias y esta acumulación se hace simplemente enviándolos a sus casas «por no contar con medios para operar». Acumulada una cantidad de pacientes se llama a una licitación publica en que los que postulan y participan son Sociedades de Médicos compuestas por funcionarios tanto del Hospital Base o ligados al mismo Servicio de Salud y quienes una vez adjudicadas las cirugías proceden a ocupar las mismas instalaciones de los Servicios Públicos. Una de estas sociedades habría solicitado un crédito a un banco local, crédito que fue negado por ser los médicos integrantes «sujetos de crédito riesgoso». Inexplicable, dado los ingresos y el respaldo que mantienen este tipo de profesionales. Para el banco el riesgo estaría dado no por el perfil y el respaldo de los profesionales sino por la operatividad del sistema implementado y ante el permanente escaneo publico que ha dejado instalado una serie de casos de carácter nacional vinculados al ámbito político.

Frente a la gravedad de esta denuncia en los próximo días solicitaremos el numero de licitaciones o contratación directa de servicios de cirugía u operaciones realizadas en los últimos cuatro años. Que empresas o sociedades se las han adjudicado. Quienes integran esas empresas. Quienes y bajo que mecanismo se asignan y elaboran las licitaciones . En qué condiciones y lugares se realizan las cirugías y los valores que tales operaciones significan.

A la fecha contamos con parte de esta información la que esperamos contrastar con la que los organismos que correspondan y sus responsables nos hagan llegar a fin de determinar o desestimar la veracidad de los hechos aquí expuestos.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Graves denuncias tras huelga de hambre de funcionarios del Hospital Base de Osorno