Published On: Dom, Mar 15th, 2015

Penta, Caval y Soquimich : Estado de Guerra

Share This
Tags

corrupcion

Una de las cosas que debe quedar claro en torno a los casos Penta, Caval y Soquimich es sin duda el hecho que tras de este tipo de situaciones existen grupos organizados a quienes unen vínculos comunes, ideologías, culturas o corrientes de pensamientos reunidos tras fines específicos que la justicia tiene el deber de clarificar. En Mexico los llaman carteles. En estos casos específicos los fines parecieran ser non sancto . Pero cual súper clásico del futbol lo que no ve la comunidad es que cada uno de ellos tiene su contrapartida, en estos casos los judicializados y los que están escondidos como ratones en camarines. No cayeron los malos, cayeron los descubiertos. Hoy la ciudadanía apuesta a la justicia como defensora del bien común, la probidad y la decencia.

Sin embargo se han levantado algunos cuestionamiento solapados incluso al mismo Sabas Chauan, todopoderoso fiscal integrante de la colonia palestina que podría estar reivindicando el nombre del otrora candidatos y actual senador RN Francisco Chauan que el año 2009 se enfrento al UDI Joaquín Lavín en una de las campañas políticas mas sucias, desgastantes y onerosas de la política nacional por la sexta circunscripción costa norte. Un mito sin ningún asidero puesto que la relación entre ambos es bastante distante. Pero que en su momento fue punto de controversia en la nueva mayoría al conocerse que era el favorito del Senador Alberto Espina lo que lo mantuvo en centro de los cuestionamientos. Su nulo vinculo y su desapego al partidismo político le sirvieron de pase para ocupar el cargo que hoy ostenta. Y le abre una puerta hacia un futuro político esplendor.

Peligroso juego el cuestionar la integridad de los tribunales y la calidad de la justicia hoy en día. Aunque hasta antes de la detención de Delano, Lavin y secuaces la percepción de la ciudadanía en torno a la aplicación de justicia en Chile era bastante critica.

En fin no podíamos esperar menos. Los grupos vencidos en apariencia no se rendirán sin pelear. En Chile estamos en estado de guerra interna. La corrupción y la justicia preparan sus mejores armas y estrategias y esto no es como en el cine en que siempre ganan los buenos, estos es la vida real; se puede esperar cualquier cosa.

Lo único claro hasta el momento es que las bajas del caso Penta son consideradas como daño colateral y el repliegue de las tropas busca fortalecer la última trinchera: Soquimich. si se destapa esa olla llegaríamos a la transversalidad absoluta del carerrajismo político y si la justicia triunfa podríamos poner una lapida a una oscura y muy disfrazada era política en la que los nombres involucrados alcanzarían incluso a enturbiar el cielo para parlamentarios y autoridades de provincia.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Penta, Caval y Soquimich : Estado de Guerra