Published On: Mar, Sep 9th, 2014

Bombazo en Santiago : ¿Terrorismo táctico o anarquismo insurreccional?

Share This
Tags

bomba

Elementos combinados, según nos cuenta una persona «informada» en el tema.

«El atentado terrorista de Santiago no corresponde a un grupo vinculados actualmente a la izquierda o de fachos recalcitrantes, como tratan de desvirtuar algunos. Se trata de algunos elementos fusionado estratégicamente con anarquistas , con redes disponibles de financiamiento, logística, entrenamiento en el exterior y vínculos con grupos neo-anarquistas internacionales. Probablemente a la cabeza estén algunos rebeldes descolgados con entrenamiento paramilitar en Colombia y preparados militarmente para reforzar algún tipo de trabajo político militar en alguna zona de conflicto nacional.

Militarización que habría sido descartada en su fase avanzada a principio de año, lo que habría generado quiebres y el descolgamiento de uno o dos elementos más radicales luego de que se desechara el ingreso de armamento a la zona de la Araucanía por el sector de LLanada Grande.

Hecho que habría molestado a algunos elementos que hoy tendrían su propia agenda . Nos explican que las bombas tipo Balón de Gas tienen escuela propia. Así como los miguelitos son eminentemente chilenos, las bombas de gas tienen su origen en Colombia por lo que es perfectamente posible que exista instrucción de la Farc, que como es sabido no comulga con grupos anarquistas, de allí la teoría de la fusión estratégica a fin de, comunicacionalmente, y ante la critica nacional absoluta poder deslindar fácilmente responsabilidades hacia grupos anarquistas, a quienes siempre les siente bien un poco de «propaganda» .

Nuestro «analista» nos señala que a simple vista se puede apreciar la elaboración de un plan de varias etapas.

1era Etapa: Propaganda : La que habría incluido llamados telefónicos y de advertencias a distintos recintos públicos a fin de ir generando un clima de expectación y evaluar las medidas de acción y de reacción de los organismo de seguridad, ministerio público, gobierno y las policías. Los llamados telefónicos se habrían realizado en distintos puntos del país en forma sucesiva y no simultanea y durante un amplio periodo de tiempo; lo que se explicaría por lo reducido del grupo, la poca conexión nacional y la movilidad de los elementos subversivos.

» Entre las grandes ciudades hay que evaluar a aquellas donde no se realizaron llamados y que serian consideradas como zonas de repliegue, es justamente en esas zonas de repliegue donde hay que concentrar la búsqueda de los responsables».

2da Etapa – Advertencia : Son explosiones controladas, de bajo impacto y puntos elegidos al azar cuya únicas característica a la hora de seleccionar los puntos es la escasa vigilancia. Se concentra la movilidad en zonas geográficas especificas y sirven como entrenamiento y evaluación de coordinación.

3era etapa – Insurgencia : Ataque frontal de puntos específicos, seleccionados, analizados previamente y evaluados. «resulta altamente emblemático un ataque en la Estación del Metro de la Escuela militar a días previos de la conmemoración del 11 de septiembre, hay un mensaje explicito «no estamos jugando», hay una intención de representar un descontento hacia el mal servicio, hay una lucha soterrada contra un sistema económico empresarial. Se conjugan varios elementos ideológicos. Se imponen los anarquistas.

Podrían existir otras etapas a considerar.

A.- Despliegue Nacional territorial: por lo que podría repetirse el hecho en las próximas semanas en puntos distantes de la capital

B.- Auto financiamiento : Lo que consideraría la «recuperación» de dineros a través de asaltos de de entidades bancarias, centros de pagos y otros con características atípicas a los realizados por la delincuencia común.

C.- Rearticulación y repliegue : lo que buscaría un retiro programado hacia zonas de repliegue a fin de evaluar los resultados de las accione, bajar la presión frente al accionar de los organismos policiales y de seguridad y planificar nuevas acciones.

Cualquiera de las acciones precedentes indicaría que se debe considerar una lucha a largo plazo para la cual los organismos de seguridad no están preparados ni cuentan con los medios ni recursos suficientes. Existiendo nula coordinación entre las distintas oficinas dedicadas a la Seguridad Nacional. Más aun cuando existe una especie de «complejo» en la autoridad política frente a todo lo que tenga que ver con «seguridad Nacional», «inteligencia», terrorismo» y «antiterrorismo» ; temas que traen resabios y remembranzas a las violaciones a los derechos humanos ocurrido en Chile en tiempo del Gobierno Militar ó Dictadura Militar. ( ve lo que le digo el solo calificativo ya genera reticencias, me explica.) . Es sabido que, bajo esta lógica, algunas autoridades políticas han rechazado el apoyo de los servicios de inteligencias dependientes del Ministerio del Interior y bajo jurisdicción de Carabineros de Chile, que operan y deben operar incluso en los gobiernos democráticos a fin de anticipar «hechos» políticos de la contingencia nacional, vía entrega de información y monitoreo a través de proceso sistemático de recolección, evaluación y análisis de información, cuya finalidad es producir conocimiento útil para la toma de decisiones.

La lógica subversiva.

«Hay que ponerse en la lógica de los grupos subversivos. A diferencias de las estructuras militares formales como las de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, en los grupos subversivos el control y la disciplina son absolutas. Mientras en las ramas castrenses existe los tribunales y la justicia militar y distintas instancias incluso de apelación, en los grupos subversivos no existe ,más que los comités políticos cuya decisiones son drásticas frente a la desobediencia . Por lo que esta acción, si efectivamente corresponde a elementos descolgados, han puesto en riesgo estructuras más amplia y subterráneas que podrían traer graves consecuencias para algunas organizaciones en estado «durmiente» lo que hace perfectamente factible que los elementos involucrados en esta acción «desautorizada» puedan enfrentar la «justicia revolucionaria» que frente a situaciones complejas resulta bastante drástica».

«lo único claro por ahora es que la ANI no existe, no funciona o ha perdido parte importante de su funcionalidad en cuanto a inteligencia estratégica y bajo el bien entendido que en un estado de derecho no se necesita de Inteligencia táctica, debiendo rápidamente rearticularse y establecer un sistema de Inteligencia de objetivos que permita actuar frente a una legislación vigente en Chile inadecuada, inapropiada, disfuncional y a la vez anacrónica para enfrenar este tipo de situaciones», finaliza.

Nota del Editor : Nuestro objetivo no es generar alarma publica  sino presentar una mirada especulativa e informada,  proporcionada por terceros y a fin de contribuir con elementos de análisis y de opinión.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Bombazo en Santiago : ¿Terrorismo táctico o anarquismo insurreccional?