Published On: Dom, Ago 31st, 2014

El giro al centro de Ricardo Lagos Escobar

Share This
Tags

Lagos

Ricardo Lagos Escobar el ex Presidente de la República demostró a los empresarios chilenos que no solo es un Dedo Bonito sino que es un estadista que repone de alguna forma, con este giro al centro y desde la izquierda, una visión política un tanto socialdemócrata. Fue en el III Congreso de Empresa y Sociedad de ICARE, donde expuso sobre la necesidad de establecer mecanismos de cooperación entre la sociedad público y la privada. Hábilmente el ex presidente profundizo en el pase de gol que le entregara la periodista Camila Miranda en el reportaje realizado al Ministro de Hacienda Alberto Arenas y publicado el domingo 24 en El Mercurio al recordar la instauración de la agenda Pro crecimiento instaurada el 2001 bajo su mandato.

El miércoles 27, en la cita empresarial,  disparó directo al arco como puntero izquierdo pero… con el pie derecho.

Planteo la necesidad de repensar un Chile a largo plazo y cuyo fundamento se construya justo ahora ante un escenario complejo desde el punto de vista económico pudiendo ser esta una oportunidad de cambio histórica. Defendió las concesiones a privados como una forma de alivianar la carga económica del estado pudiendo liberarse recursos que permitan satisfacer demandas sociales de una comunidad nacional cada vez más exigente. Hablo de «ponerse los pantalones» en momentos en que una falda gobierna al país. Fustigo mas con volumen y golpe de voz que con aspectos de forma lo que consideró la falta de decisión de la autoridad pública. Un efecto mediático. Un golpe de voz y autoridad que fue recibido con aplauso y de pie por algunos empresarios.

Desde la izquierda mas a ultranza y furibunda lo compararon en un grado menos con «Gabito», Gabriel Gonzales Videla, no por llevar una persecución político ideológica sino por empujar la puerta para el empresariado. Irónicamente lo calificaron como Sumo Pontífice de la religión Neoliberal, y Gran Protector  del Capitalismo Planetario.

La centro derecha en tanto respaldo los dichos de Lagos indicando que el ex mandatario «transmitió un mensaje al país, de propuestas país».

Desde el gobierno consideraron las postura del ex presidente como un llamado estratégico evitando profundizar en los cuestionamientos.

En regiones los distintos funcionarios públicos y ante la falta de un relato técnico micro y macroeconómico concreto hicieron del concepto un caballito de batalla que comenzó un intenso despliegue territorial a través de las seremias de gobierno y economía. Para el jueves de esta semana el concepto de «agenda publico-privada», que partió tímidamente en un escueto párrafo del Mercurio como un concepto de «buena crianza» se había tomado finalmente la agenda política del país como una necesidad que comunicacionalmente se ha ido y se ira perfeccionando con el correr de los días como un aporte concreto al debate nacional.

Finalmente es necesario considerar que la postura presentada por el ex presidente Ricardo Lagos trae el resurgimiento de la Vieja Concertación 2.0 y la estabilización del camino luego que la «aplanadora» se quedara sin bencina y la incontinencia verbal que marcaran algunos referentes de la Nueva Mayoría al inicio del gobierno de Michelle Bachelet aumentaran los temores y desconfianzas con una reforma tributaria que ha obligado al empresariado a manejar a la defensiva sobre todo cuando a la vuelta de la esquina existe un claro letrero de advertencia que dice «desaceleración, maneje con cuidado».

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

El giro al centro de Ricardo Lagos Escobar