Published On: Mar, Ago 5th, 2014

A Corazón y Ñeque : la improvisada operación de rescate en Caleta Huellelhue

Share This
Tags

caleta

Toda una odisea es la que debió realizar el equipo de operaciones especiales Gope de Carabineros y personal médico a cargo del doctor Erick Rubio para rescatar al menor identificado como Diego Aucapán Llancar de 9 años desde Caleta Huellelhue, en la Costa de Río Negro. Una situación de emergencia que mantuvo expectante a la comunidad osornina dado el hecho de que los informes que se daban a conocer desde el 21 de julio indicaban la grave situación del menor y la imposibilidad de decretar un rescate aéreo. Los medios de comunicación local se abocaron a mantener informada a la comunidad minuto a minuto frente a un situación preocupante. las condiciones climáticas y el asilamiento geográfico se convertían a medida que pasaban las horas en el principal obstáculo de un rescate que se concreto finalmente el día sábado por vía terrestre y luego de que aparentemente un helicóptero de la Fach realizara al menos tres intentos por llegar hasta el lugar desde donde fue extraído el menor.

La mañana del lunes en una conferencia de prensa el Director del Servicio de Salud Nelson Bello , Gobernador Provincial, Gustavo Salvo, el Teniente Coronel de Carabineros, Rodrigo Medina, el Médico del Cesfam de Río Negro Erick Rubio y la Presidenta del Radio Club Catástrofe y Emergencia de Osorno, Helga Loayza conversaron con los medios de comunicación al respecto destacando la labor realizada. El Menor esta en el lugar que corresponde.

En el análisis situacional es necesario destacar la disposición del Director del Servicio de Salud quien anunció la creación de un Equipo Médico de Respuesta Rápida, que permita acceder con ayuda médica a lugares de difícil acceso en nuestra provincia y atender de urgencia a quien así lo requiera, entendiendo que una respuesta rápida podría contribuir a la disminución de la mortalidad o las secuelas que provoca la tardía reacción a este tipo de emergencias.

CON LA AYUDA D LA SUERTE

La suerte jugó a favor de quienes participaron de la emergencia. Afortunadamente el menor rescatado con nueve años pudo ser trasladado a pie puesto que su peso no sobrepasaba los 45 kilos. Una situación muy distinta hubiese ocurrido si en vez del menor se hubiese tratado de una persona adulta y policontusa. Un factor coincidente con el azar resulta ser el hecho de haber logrado conseguir en calidad de préstamo una camilla especial que permita el traslado del menor. Puesto que esos elementos al parecer no existen en las unidades de emergencia de la zona. Encasillamos en este escenario la presencia afortunada de un anónimo funcionario policial de dotación de Rio Negro quien se encontraba en servicio y que como conocedor de la zona pudo guiar al personal del rescate hasta el punto de extracción, de otra manera el rescate hubiese sido imposible o al menos habría tardado el doble de tiempo. Estas expresiones corresponden a lo planteado en sus respectivas intervenciones por los convocantes a la conferencia de prensa.

El resto de situaciones a considerar corresponde lisa y llanamente a problemas de coordinación, implementación e improvisación con responsabilidades compartidas que requieren urgentemente una revisión por parte de una serie de estamentos e involucrados.

FACH

Ya para el terremoto ocurrido en Iquique en abril de este año la Gobernación Provincial de Osorno habría solicitado un helicóptero que permita acudir a la zona de Caleta Condor para monitoreo y alerta de la comunidad residente en ese aislado sector. Sin embargo la respuesta en aquel entonces fue que no existía un helicóptero adaptado para volar de noche. Una situación que estaría actualmente solucionada pero que resulta incomprensible e inaceptable frente a la situación ocurrida el primero de abril en el norte de Chile. Igual de extraño resulta el hecho de que en «tres» oportunidades el helicóptero no haya podido aterrizar para concretar el rescate del menor lo que resulta incompatible con los reportajes y explicaciones que da el mismo SAR en varios videos subidos a youtube y que explican cómo operan frente a este tipo de emergencias, en el 100% de los casos simplemente el helicóptero no aterriza. . De igual forma resulta inexplicable la alusión a las condiciones climáticas adversas para un rescate aéreo pues si bien tuvimos un frente de mal tiempo nuestro clima en invierno no debiera ser desconocido y los planes de contingencia debieran estar definidos frente a este tipo de situaciones. Testigos de los intentos de rescate aéreos dan cuenta que el helicóptero no reunía las condiciones necesarias para un rescate aéreo desechando la teoría de las condiciones climáticas. Sería interesante que se aclare el modelo de helicóptero utilizado puesto que los mismos rescatistas indican no habría sido un helicóptero militar utilitario, de tamaño medio con capacidad para 14 personas o tres camillas adaptados para este tipo de situaciones y que funcionan independiente de las condiciones climáticas. helicópteros que si estarían asentados en las bases del SAR de Iquique, Antofagasta, Santiago y Punta Arenas.

Señaladas nuestras dudas al Gobernador Provincial indico que se solicitará un informe al respecto, agregando que no es recurrente que necesitemos este tipo de helicópteros pero sí que es necesario contar con lo necesario para enfrentar emergencias de este tipo.

GOBIERNO REGIONAL

Una preocupación que debiera adoptar como propia también la Intendencia Regional y La Onemi Regional atendiendo la vasta zona cordillerana y las muchas localidades aisladas no solo en la Provincia de Osorno sino que en toda la región. A menos que estemos frente a una situación particular o marcada por lo que soterradamente se nombra en cierto sectores como el «Síndrome Camiroaga» y que tiene que ver con lo excesivamente burocrático que resulta el mover material aéreo luego de que se reestructuran los protocolos de seguridad para la inclusión de civiles en vehículos aéreos de la Fach y después de la tragedia de Juan Fernández.

Otro de los puntos a considerar es la actual condición del helipuerto existente en la Caleta Huellehue el que desde hace varios años presenta una nula mantención hecho que desde ahora también está en antecedentes de la Gobernación Provincial. La responsabilidad en este caso corresponde al municipio de la comuna.

COMUNICACIONES

No menos importante resulta el hecho de que toda esta situación se debe a la efectiva concurrencia de Radio Club Catástrofe, un grupo de voluntarios que lograron pesquisar la situación vivida en Huellelhue y transmitirla a los distintos niveles los que posteriormente y en definitiva activaron la alarma. Sin embargo no es menos cierto que en la mayoría de las planificaciones sobre emergencias se considera muy poco a estos grupos, y así lo indican ellos mismo. Basta recordar que frente al terremoto del 27F los radioaficionados fueron los únicos realmente preparados para enfrentar comunicacionalmente una emergencia incluso por sobre las fuerzas armadas que se vieron superadas por estos voluntarios, debelando también un problema estratégico militar. Esta situación debiera obligar a revisar e implementar un sistema de tenencia responsable de equipos en personas que no se rijan por turnos horarios puesto que la Emergencia Real no reconoce festivos, horarios de trabajos, permisos, vacaciones, postnatales y etc. ¿Quiénes son los que actualmente tienen a su cargo en los distintos municipios de la región las estaciones bases que permitan una comunicación fluida frente a cualquier tipo de emergencia? ¿Corresponde a las personas adecuadas?. En la mayoría de los Casos y tal como ocurrió en este rescate de Huellelhue los fines de semana u horas de la noche estas estaciones quedan inutilizables sin el recurso humano respectivo y menos si mantienen los teléfono satelitales en la oficina. Un protocolo que debiera ser revisado. Llama la atención que en la conferencia de prensa se haya señalado que los teléfonos satelitales eran inservibles en esa área geográfica ¿?

Finalmente se debe considerar la situación de conectividad para la zonas rurales cordilleranas. Y quizá sea esta la situación más comprensible de todas entendiendo que no son pocos los recursos necesarios para generar tal conectividad mediante la construcción de caminos. Pero corresponde al Estado de Chile buscar una solución al problema.

Lo que resulta curioso sin embargo es la mención que hace el Propio Gobernador Provincial Gustavo Salvo en relación a que existiría un particular al menos que frente a esta operación realizada considera que su derecho de propiedad privada fue vulnerado con el ingreso del equipo de rescate. O el hecho de que existan algunos supuestos habitantes de caleta Huellelhue que prefieran las actuales condiciones de mala o nula conectividad a fin de mantener la zona como un lugar apartado y exclusivo para algunos residentes o miembros de comunidades que estarían conformes con sus actuales condiciones. Una apreciación que a nuestro juicio nace de la ignorancia o el arribismo de quienes le asignan poco valor a la vida de un menor de 9 años y cuya vida ha estado en las manos de Dios,  de la improvisación y ausencia de protocolos para sortear este tipo de situaciones. Situaciones  para las que evidentemente no estábamos preparados y que ahora comienzan a movilizar a las autoridades para que en un eventual futuro esto no quede en manos de la suerte o del corazón y el ñeque que colocó un puñado de personas.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

A Corazón y Ñeque : la improvisada operación de rescate en Caleta Huellelhue