Published On: Jue, Abr 3rd, 2014

Reflexion Cristiana : ¿ Quienes son los hijos de Dios ?

Share This
Tags

HijoVino a su propio mundo, pero los suyos no lo recibieron. Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. Y son hijos de Dios, no por la naturaleza ni los deseos humanos, sino porque Dios los ha engendrado.Juan 1:11-13

La gran mayoría de las personas creen que todos somos hijos de Dios, es mas, sería una ofensa grande decirles que no son hijos de Dios. Pero ante las verdades de la Palabra de Dios yo no oso discutir, me limito a trasmitir Su contenido esperando que el Espíritu Santo convenza de Su verdad.

La Palabra de Dios es sumamente clara al respecto, no todos somos hijos de Dios; todos somos criaturas de Él, pero no todos somos hijos de Él; este privilegio solo se lo da Dios a aquellos que han recibido y creen en JESÚS. Esta potestad, este derecho, esta autoridad, este privilegio, solo lo tienen, única y exclusivamente, aquellos que creen y reciben a Jesús, a quienes creen que Jesús es Dios hecho hombre, el redentor y salvador de la humanidad; y a quienes le reciben como el Rey y Señor de sus vidas.

Recibir a Jesús como Rey y Señor, implica rendir nuestra voluntad y deseos a la voluntad y deseos de Dios; y creer implica  creerle lo que Él nos trasmitió y que esta escrito en la Biblia. El recibirle y creer en Él, no es una simple expresión de labios, es, más bien, una expresión de vida. El hecho es que se vea reflejado en nosotros el Señorío de Jesús, el gobierno de Jesús en nuestras vidas. Podemos engañar a los hombres pero ante Dios estamos descubiertos. si practicamos el pecado, (mentimos, somos infieles, tenemos relaciones sexuales antes del matrimonio, codiciamos, nos embriagamos, palabras corrompidas salen de nuestra boca, no le dedicamos tiempo diario y permanente a Dios, robamos, no cumplimos con su mandato de  predicar su Palabra, no usamos nuestros talentos para servir a Dios y a los hombres, amamos más las cosas del mundo que las cosas de Dios, etc, etc, etc)

Si el pecado reina en nuestras vidas entonces, Jesús no esta reinando en nosotros. Porque: “Ningún siervo puede servir a dos señores, porque … estimará al uno y menospreciará al otro”    Lucas 16:13, y si Jesús no esta reinando en nosotros entonces, obviamente, no le hemos recibido como tal. No es cuestión de decir: “Jesús es mi Señor”, la cuestión es demostrarlo; el asunto no es decir: “yo creo en Dios” si no demostrarlo creyéndole lo que Él dice, respetándole, obedeciéndole, teniendo una relación de amistad con Él, sintiéndole, mostrándole a todos evidencia de su presencia viva en nosotros, es reflejarlo a Él por medio de nuestro estilo de vida.

 Jesús hablando con un gran líder religioso  llamado Nicodemo le dijo:

“—De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.”

Nicodemo le preguntó: —¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? Respondió Jesús: —De cierto, de cierto te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es. Juan 3: 3-6

El privilegio de ser un hijo de Dios no se nos da por el simple hecho de haber nacido de una mujer, “lo que es nacido de la carne, carne es” o sea, somos hijos de hombres, o de aquella mujer.    Pero para nacer de nuevo, para tener un nuevo nacimiento, no uno carnal si no un nacimiento espiritual, para nacer de Dios, para ser un hijo de Dios, debemos nacer por medio de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas, “lo que es nacido del Espíritu, espíritu es”.

Cuando creemos y recibimos a Jesús como nuestro Señor, entonces el Espíritu Santo entra en nosotros, se unen el Espíritu de Dios con nuestro espíritu haciéndonos una nueva criatura; con una manera diferente de ver y vivir, ya no conforme a la carne si no conforme al Espíritu Santo de Dios. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es.” 2 Corintios 5:17

Para poder vencer nuestra naturaleza carnal, pecadora, debemos recibir una nueva naturaleza, una naturaleza divina, espiritual. Como hombres naturales no podemos vencer el pecado, no hay hombre alguno que pueda vencer el pecado, porque eso es algo intrínseco en nosotros; pero lo que es imposible para nosotros, Dios lo hizo posible por medio del sacrificio de Jesús. El solo hecho de creer en Él y recibirle, nos da el privilegio de recibir la naturaleza divina de Cristo en nuestro ser y es por medio de Él que podemos vencer, no por nuestras fuerzas si no por el poder de Él en nosotros.

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu,…

Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu…los designios de la carne son enemistad contra Dios, porque no se sujetan a la Ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios está en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él…

Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios,…

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios….

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Romanos capitulo 8

 Finalizo recalcar en el versículo con el cual empecé:

a quienes lo recibieron => Recíbele como el Rey y Señor de tu vida.

y creyeron en él, => Cree todo lo que Él nos dice por medio de su Palabra escrita

les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios => ¿Que mayor privilegio que este?

 Y son hijos de Dios, no por la naturaleza ni los deseos humanos, sino porque Dios los ha engendrado. => No eres hijo de Dios por haber  nacido por la naturaleza y deseos humanos; solo puedes llegar a ser un hijo de Dios si el Espíritu Santo te hace renacer, nacer de nuevo, si naces de Dios; Dios te engendrará como hijo Suyo si recibes y crees en Jesús, porque esta es Su voluntad.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Reflexion Cristiana : ¿ Quienes son los hijos de Dios ?