Dipres transfirió 20 mil millones de pesos pendientes del ejercicio presupuestario 2023

Se trata de la concreción de uno de dos pagos que debe realizar la Dirección de Presupuestos luego que, durante el año pasado, no se hiciera el depósito de poco más de 40 mil millones de pesos, lo que generó retrasos en los compromisos que arrastra el Gobierno Regional.

Luego de intensas conversaciones y con el compromiso del nivel central de depositar parte de la mora durante enero, restaba confirmar la ejecución de dicha acción, la que se concretó con el depósito del 50% de la caja adeudada, más lo correspondiente a los primeros recursos del presupuesto 2024.

Conociéndose los datos, fue el Gobernador Regional Patricio Vallespin, quien detalló que “la DIPRES había asumido un compromiso con este gobernador y el Gore y se está cumpliendo. Así fue. Durante el mes de enero, el 16, se depositaron más de 20.000 millones para poder responder a todos esos compromisos y también se complementó los 6.700 millones que el Gobierno Regional en su planificación original tenía para enero 2024. Por tanto, tranquilidad respecto a nuestro actuar y para los proveedores también porque con eso estamos ya, se han puesto al día, se han pagado la gran mayoría de los proyectos vinculados a obras, a infraestructura y también en todos los otros requerimientos que el gobierno regional ha tenido y lo mismo esperamos para el mes de febrero.”

Los primeros recursos asociados al presupuesto 2024 serán destinados principalmente a obras en curso en toda la Región de Los Lagos.


Medidas implementadas por el MOP tienen efecto en reactivar la economía

Desde la llegada de la pandemia y algunas situaciones complejas fueras de las fronteras nacionales, han hecho que desde el 2021 en adelante, el aumento de precios en los materiales utilizados para la construcción se hayan sufrido un aumento, lo que ha había derivado en que muchas licitaciones quedaran sin oferentes u otras que eran desestimadas debido a que quienes postulaban no cumplían con requisitos de postulación o las bases técnicas.

Esta preocupación no sólo era un diagnóstico que venía desde el mundo de la construcción, sino también es un fenómeno que se ha dejado sentir también en el sector estatal, particularmente en el propio Ministerio de Obras Públicas, que venía presentando un promedio de 27% de sus licitaciones declaradas como desiertas o desestimadas, situación que generaba un importante retraso en cada una de las obras, debido a que se debía levantar un nuevo proceso licitatorio.

Ante esta situación el Gobierno trabajó varias acciones que apuntaban a generar reactivación económica. Precisamente una de estas acciones, y que nace desde el MOP, es el trabajo conjunto que ha desarrollado la Dirección de Presupuestos y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, implementando una resolución en la que se indica que se permite adjudicar una licitación por  un valor sobre el 20%.

“Con esta medida, lo que estamos logrando es acelerar la concreción de nuevas obras, que benefician a cada una de las regiones de Chile”, expresó el Ministro Juan Carlos García.

Esta medida ha sido vista con buenos ojos por el mercado, debido a que genera mayor dinamismo y eficiencia a la hora de cumplir con lo planificado, ya que al relicitar o reevaluar un proyecto nuevamente, ´puede generar de manera inmediata, varios meses de retraso, por lo que esto vino a generar más certezas a la hora de licitar.

Respecto a la realidad regional, entre enero de 2021 y junio de 2022, el promedio de licitaciones que fueron desestimadas fue de un 20%. “Con la medida que ha tomado el Gobierno, logramos reducir este 20% a un 8%, lo que da cuentas que esta medida está funcionando, expresó el Seremi de Obras Públicas Daniel Olhabé.

Este impacto positivo en la inversión pública fue destacada por la autoridad regional, el que indicó que “queremos seguir trabajando  fuertemente para que nuestras obras sigan sus procesos y tiempos, Sabemos que una obra no es sólo fierro y cemento, sino también un beneficio para las comunidades, por lo que haremos todos los esfuerzos por seguir avanzando en el desarrollo de las obras”, agregó Olhabé.

Esta medida que permite reactivar la economía, ha permitido que hoy se presenten a las licitaciones, en promedio un 3,4 empresas por cada proceso que se abre. A esto último, hay que agregar que entró en vigencia el reajuste polinómico para todas las licitaciones nuevas, lo que permite ajustar los contratos de las obras, en caso que se produzca nuevamente una fuerte alza en los precios de materiales para el desarrollo de las obras.