Published On: Lun, Ene 20th, 2014

Monseñor René Rebolledo Salinas distinguido como Hijo Ilustre de Osorno

Share This
Tags

obispoEl viernes 17 de enero, a las 19:30 horas, en el Salón Lámpara de la Corporación Cultural, Monseñor René Rebolledo Salinas recibió de manos del Alcalde, don Jaime Bertín Valenzuela, la distinción que lo acredita como Hijo Ilustre de Osorno.

El reconocimiento le fue conferido al pastor diocesano por  su constante y meritoria labor pastoral y su contribución a favor del desarrollo, del progreso social y comunitario de la Comuna.

En la Ceremonia le fueron entregadas al Obispo diocesano  y Arzobispo Electo de La Serena las llaves de la ciudad, un ejemplar del  Decreto Edilicio, en donde consta su designación como Hijo Ilustre, y una hermosa pintura del artista Antonio Oyarzún.

En su discurso oficial el Alcalde don Jaime Bertín, manifestó su gratitud hacia el Obispo por su labor y misión en estos 10 años de ministerio fecundo en Osorno, los que se han caracterizado por una entrega constante,  evidenciada en la cercanía hacia las personas, especialmente de los más carenciados.

Por su parte, el Obispo compartió con los presentes su gran emoción, agradeciendo el reconocimiento: “Con sentimientos de alegría y profunda gratitud recibo en esta tarde la honrosa distinción de Hijo Ilustre de la noble ciudad de Osorno. Un particular agradecimiento a usted, Señor Alcalde, y al Concejo Municipal por la benevolencia demostrada hacia mi humilde persona. Este gesto, que aprecio profundamente, me acompañará  como un feliz recuerdo a lo largo de mi vida, en los lugares o circunstancias en que me corresponderá servir a la sociedad y a la Iglesia”.

Prosiguiendo su saludo el pastor destacó que desde su llegada a Osorno, en un frío y lluvioso 19 de junio de 2004, se sintió acogido en la ciudad como parte de la familia osornina: “Aquí he encontrado la sabiduría de adultos mayores que me han trasmitido su experiencia, la reflexión y la perspectiva de la vida. Particularmente los he descubierto al tomar contacto con tantas y tantas comunidades rurales o urbanas. El Señor me ha dado la gran bendición de haber visitado, en varias ocasiones, aún las comunidades más alejadas”.

“Aquí he encontrado la alegría y el entusiasmo de los jóvenes, que me han trasmitido la audacia y la intrepidez para enfrentar los imprevistos de la existencia diaria. Agradezco a las comunidades educativas, municipales y particulares, que con tanta generosidad me acogieron en sus aulas para dirigirme a los docentes, al personal y a los alumnos”.

“Aquí he encontrado madres y padres que supieron acogerme como a un hijo verdadero, tanto en los momentos alegres y gozosos, como en los tristes y preocupantes. Son innumerables los encuentros con grupos y comunidades, movimientos apostólicos y sociales, juntas de vecinos y familias”.

“Aquí encontré a ustedes, respetadas  autoridades de nuestra ciudad y de la Provincia… a todos. No me ha importado su color político, sólo su calidad humana. He valorado su labor, he procurado respetarlos y he apreciado enormemente su siempre amable buena disposición y colaboración con la Iglesia diocesana. ¡Qué hermosa es esta constatación! Pienso que no debiera ser de otro modo, pues servimos al mismo destinatario, la persona humana, en su gran dignidad de hijos creados por amor y amados de igual modo por el Señor”.

Destacó que recibirá con gozo noticias de que todos en Osorno siguen  trabajando  por el bien común, particularmente en la atención a los más pobres: “Alegrará mi corazón de pastor,  muy especialmente,  oír que se ha dado prioridad al trabajo con los sectores más desvalidos… los pobres del Señor, sean estos los campamentos, la atención y preocupación por los adultos mayores, los jóvenes que carecen de reales oportunidades para crecer y desarrollarse en la vida, las comunidades que conforman nuestros pueblos originarios,  los que sufren en cualquier modo…”.

Finalizó sus palabras enfatizando que: “Una sociedad se transforma en una auténtica comunidad cuando prioriza el trabajo y la atención por quienes más sufren. Paralelamente, quienes conformamos la Iglesia en Osorno y que nos honramos de llamarnos discípulos del Señor Jesús, seremos verdaderamente tales, cuando en nuestras orientaciones, planes y proyectos salgamos al encuentro de nuestros hermanos carenciados y compartamos con ellos la bienaventuranza del Reino, el amor predilecto del Señor por los más pobres”.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Monseñor René Rebolledo Salinas distinguido como Hijo Ilustre de Osorno