Published On: Jue, Oct 24th, 2013

Jesus : ¿Me amas?

Share This
Tags

amorDespués de resucitado Jesús tiene un encuentro con sus discípulos entre los cuales se encontraba Pedro, mientras compartían el momento Jesús le pregunta a Pedro: ¿Pedro me amas, mas que estos? este rápidamente le responde que si, sin embargo Jesús le vuelve a preguntar ¿Pedro me amas? ya Pedro en forma mas reflexiva  responde que si, pero Jesús por tercera vez le pregunta ¿Pedro me amas? dice la Escritura que Pedro entristecido por ser la tercera vez que le preguntaba respondió: Señor, Tu lo sabes todo; tu sabes que te amo. Evangelio de San Juan 21:15-17

Así como Pedro muchos ante la pregunta de si aman a Jesús, de seguro que de primeras, dirían que si, pero si entran en la profundidad de la pregunta, si reflexionasen en ello por unos momentos tal vez Dios, por medio de Su Espíritu Santo, les muestre algo diferente.

Amar a Dios no son solo palabras, son también hechos concretos,  es una expresión de todo nuestro ser; Jesús dijo:
—Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente.  Lucas 10:27

Dios nos pide que le amemos con todo nuestro corazón, que se lo expresemos, con adoración y alabanza en espíritu y en verdad; con toda nuestra alma, con raíces profundas, que nos aferren a Él por encima de toda circunstancia o situación, problema o tentación; aún que le amemos con todas nuestras fuerzas,  si, con todas nuestras fuerzas, porque aun con nuestras fuerzas se expresa el amor a Dios, cuando le buscamos aunque estamos cansados del trabajo o estudio, cuando estamos sin aliento por las desilusiones o problemas del mundo. Le expresamos amor a Dios cuando nos esforzamos por cumplir sus mandamientos, esto incluye principalmente al de llevar su evangelio cueste los que nos cueste, rechazos, vituperio, esfuerzo físico, económico, de tiempo…o lucha contra la oposición social, familiar y religiosa y también nos pide que le amemos con toda nuestra mente, con nuestra mente porque nuestra fe no es irracional, es razonable amar a quien nos ama, es razonable amar a aquel que lo ha dado todo por nosotros aún hasta su vida. es razonable amar aquel que nos ama tanto.

Dios no le esta haciendo hoy la pregunta a Pedro sino a nosotros: el Señor Jesús  pregunta hoy: ¿en verdad me amas?, ¿me estas siendo fiel cumpliendo Mi Palabra? ¿me amas tanto que estas dispuesto a  cambiar por Mi o a dar tu vida por Mi? ¿estas dispuesto a recibir el rechazo de tu contexto social, familiar y religioso por amor a Mi? ¿me amas tanto que soy la prioridad de tu vida? ¿me amas tanto que buscas de Mi en la lectura de Mi Palabra, en el congregante y en la oración aunque el tiempo, las fuerzas y el dinero apremien? ¿me amas tanto que me das a conocer a todo el que puedes? ¿me amas tanto que siempre me tienes en tu pensamiento y en tu corazón? ¿me amas tanto que…..lo demuestras? ¿me amas con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente?….?????

En la Biblia dice que: “muchos, incluso de los gobernantes, creyeron en Jesús, pero no lo confesaban por temor a los fariseos, para no ser expulsados de la sinagoga, porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios“ San Juan 12:42-43

Hoy, es igual, siguen habiendo muchos hombres que reconocen la veracidad de la existencia y divinidad de Jesús pero aman más la gloria de los hombres que la gloria de Dios; aman más lo que el mundo les ofrece que a Dios. hoy muchos de nuestros lectores y escuchas de los mensajes que periódicamente les llevamos, reconocen que estos son inspirados por Dios, pues Él les habla por medio de ellos, pero no se han decidido a rendir su vida a Dios, de buscarle junto con nosotros u otro grupo cristiano por temor o amor a su grupo religioso, por no perder su estatus o el afecto de sus allegados, pero el amor a Dios debe estar por encima de preceptos religiosos y por encima de cualquier afecto humano por muy bueno que parezca.

Abraham fue un hombre que cuando nació su hijo, colocó a Dios en un segundo plano, su vida empezó a girar entorno a su hijo Isaac, dejando a un lado su relación con Dios. Dios no nos pide migajas Dios pide lo mejor de nosotros, por lo tanto Dios le pidió a Abraham que sacrificara a su hijo, y este en reconocimiento de su error así lo hizo, y no me refiero a que le sacrificó físicamente, pues  Dios detuvo la acción; me refiero a que Abraham le sacrificó en su corazón, ubicó a su hijo en el lugar apropiado en su corazón; por debajo del amor y de los intereses de Dios. (Génesis 22)

Hoy día muchos hombres prefieren agradar a sus familiares y amigos y aún a la sociedad misma, por encima de agradar a Dios.  Hoy muchos aman más su trabajo, el estudio, el deporte, los juegos, la música, el baile, los placeres terrenos, la comodidad…que a Dios,  no tienen tiempo para Él; Dios no es su prioridad. Nosotros demostramos a quien amamos cuando nuestros pensamientos están siempre en esa persona, cuando buscamos siempre estar con ella, cuando hacemos sacrificios en pro de hacerle feliz y nos esforzamos en cambiar lo que a este no le agrada, se lo expresamos con palabras, hechos y detalles; con Dios es lo mismo y mucho más.

Hoy es el tiempo propicio para sacrificar nuestras prioridades para colocar en primer lugar a Dios. Lo demás puede ser parte importante en nuestras vidas pero nunca deben desplazar a Dios de su lugar: “El trono de nuestra vida”.

Después de esta reflexión podemos responder ahora con mayor seguridad a la pregunta de Jesús: ¿me amas? Sea cual fuere tu respuesta tomate un tiempo en oración para hablar con Él, exprésale tu amor, o pídele perdón por tu pecado, plantéale tus dudas y temores que de seguro podrás sentir Su abrazo por  medio de la paz y el gozo que Él da.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Jesus : ¿Me amas?