Published On: Lun, May 13th, 2013

La frustrada lucha por evitar la muerte de Rosmery

rosmeryEl 2 de febrero del año 2013 ingreso a la unidad de Maternidad del  Hospital Base de Osorno la joven Rosmery Yaritza Hernández Hernández de 23 años , naciendo un hijo con fecha 7 de febrero, según consigna radio Bio Bio de Osorno en su portal del día 10 de mayo.

Según antecedentes obtenidos a través de un documento,  del cual hablaremos más adelante, se consigna que apenas se le inyecto la anestesia la joven madre presento algunos problemas sobre los cuales no se profundiza.  El parto fue normal y sin complicaciones pero el doctor que la atendió le habría detectado una apendicitis indicando la necesidad de una intervención quirúrgica.  El dia 11 de febrero sin embargo y por instrucciones de otro medico  la joven fue dada de alta sin la operación correspondiente.

El 15 de febrero ya en su domicilio la mujer habría sentido los mismos malestares y síntomas que presentaba en forma posterior al parto por lo que fue trasladada por familiares hasta la unidad de Urgencia donde se determino la operación inmediata  por «apendicitis»,  siendo trasladada luego a la sala de cirugía de mujeres persistiendo los síntomas y malestares que habían motivado la operación.

Por lo que fue nuevamente operada y algunos días después intervenida nuevamente para realizar una limpieza quirúrgica. Un nuevo medico que comienza a atenderla habría mencionado a miembros de la familia la posibilidad del contagio con una bacteria.

Preocupados,  los familiares,   comienzan a inquirir detalles sin obtener respuestas. Ante la insistencia se les informa que se están practicando exámenes para determinar las causas sin obtener información clara y concreta.

La preocupación del padre de la mujer se traslada hasta su compañeros de trabajo, un servicio estatal,  los que le ayudan en la redacción de una carta de reclamo para que sea presentado de acuerdo a la ley y así obtener rápida respuesta.

Con carta en mano el padre de la mujer acude hasta la Dirección del Hospital Base de Osorno; se entrevista con el director del Hospital doctor Dr. Jorge Castilla Solís a quien le entrega el documento. El doctor Castilla lo firma con un lápiz azul,   en su primera hoja y al pie de página consignado de su puño y letra la fecha de recepción: jueves  28 de marzo del 2013.

 Acto seguido le devuelve el documento dando por recibido el reclamo.

Con esta carta, firmada ahora por el doctor Castilla, vuelve a su lugar de trabajo. Sin embargo compañeros de trabajo no quedan conforme puesto que un reclamo formal requiere de al menos un timbre de la OIRS. Ahora el padre es enviado a completar el tramite.

El funcionario de la OIRS  no admite el documento. Se llama a la jefe de la sección  quien decide quedarse con una copia de la carta sin ingresar el reclamo. Es el día Lunes 1° de abril.

De vuelta el padre a su lugar de trabajo relata lo ocurrido ante el asombro de sus compañeros quienes deciden actuar.

El jefe del Servicio Público decide llamar directamente al Director del Servicio de Salud Marcelo Larrondo. Se desconocen la acciones realizadas por Larrondo pero el padre es enviado nuevamente a la OIRS del Hospital Base a presentar el reclamo que es aceptado esta vez,  siendo ingresado con el numero 293252 de fecha 2 de abril del 2013. Una version distinta entregan funcionarios que indican que el llamado del jefe de servicio se habria efectuado mucho antes de realizar el reclamo, lo que sería más grave aún.

Preocupados  por lo irregular de los hechos aquí expuestos  el mismo 2 de abril y  desde el servicio estatal en el que trabaja el padre de la joven hospitalizada se llama a este medio  a fin de hacer pública la situación y lograr por presión  agilizar la atención de salud.

Semanario Local,   y en presencia de un funcionario con grado superior del servicio público estatal,  se entrevista con el padre de la joven quien expone y relata los hechos, autorizando la grabación de audios y facilitando la documentación respectiva que acredite lo aquí expuesto. Una sola condición coloca el padre de la joven: que no se dé a conocer su nombre puesto que lo que quiere es que se hable de su hija y no de él. Estos audios y documentos  permanecen en nuestro poder y llegado el momento serán entregados a las instancias que corresponden.

Ese mismo día pasada las 12:30 horas no encontramos accidentalmente con el Doctor Castilla en el Centro de Osorno situación que es observada por testigos que casualmente pertenecen al mismo hospital.

Le solicitamos antecedentes al respecto indicando claramente que aquí podría haber un mal entendido y dejando siempre una puerta abierta para los descargos del funcionario. Se le indicó. al Doctor Castilla,  que deseábamos obtener su versión de los hechos antes de hacer efectiva la nota de prensa. El Doctor Castilla manifiesta que en el transcurso de la tarde se entregaran los antecedentes. antecedentes que nunca llegaron.

Sin embargo el día 3 de abril se recibe un email desde el Hospital Base con el siguiente texto :   » informo de derecho a retracto de (padre de la mujer ) , respecto a carta que tienes en tu poder, tras la continuidad de atención».

Visitamos nuevamente al padre de la joven  y, en presencia de una funcionaria del mismo servicio, le solicitamos que aclare su postura con respecto a la difusión de la nota. Aquí el padre indica que desde el hospital le habrían señalado que habrían cuidados especiales, y atención personalizada por lo que no le interesa que el tema se conozca para no perder los beneficios ofrecidos. Decidimos guardar silencio. La fecha de esta última reunión es el día 4 de abril.

Con Fecha 9 de mayo del 2013 un email enviado desde el Hospital Base con un audio adjunto indican en forma textual que » Tomamos contacto con el fiscal a través del médico residente de la UCI y se ha destinado… digamos ahora…osea se ha instruido la autopsia médico legal» , Rosmery Yaritza Hernández Hernández había fallecido.

El padre de la joven a la fecha no quiere referirse al caso. Sus más cercanos indican que se le habría recomendado desde el hospital esperar la acción de tribunales y que una denuncia pública pondrían en riesgo y entorpecer la labor de investigación decretada por la fiscalía por lo que decide guardar silencio. Algunos periodistas que han establecido contacto con la familia indican que la familia «solo hablara con medios nacionales»

Los temores del padre son infundados  ninguna causa en tribunales se pierde por hacer público los antecedentes del hecho indico la mañana del lunes el Seremi de justicia.

A simple vista los hechos  expuestos indican una serie de errores en cuanto a protocolos y procedimientos. Errores que vienen ocurriendo, no solo en este caso,  sino que en varios otros. Uno de ellos es una joven de 19 años que habría fallecido en extrañas circunstancias y por causas similares. Y el joven Jordán  Maldonado de 25 años que consulto por un problema de amígdalas y que falleció al interior del mismo recinto hospitalario. Ambos casos ocurrido en los últimos 30 días están siendo investigados en forma interna. Un alto funcionario del hospital Base, quien pidió reserva de su nombre, indico que frente a este tipo de hechos «se repiten los nombres de los médicos involucrados».

Frente a ello en necesario cuestionar una serie de situaciones que evidencian la transparencia que emana desde el Hospital Base frente a hechos de connotación pública.

Al menos tres personas de distintos medios de comunicación han recibido «advertencias»  desde el hospital base para no publicar denuncias de este tipo invocando para ello la Ley de Derechos y Deberes 20.584. Dicha ley establece clara y expresamente la prohibición de entregar antecedentes de la Ficha Clínica y no prohíbe la denuncia de hechos que afecte a pacientes de los recintos hospitalarios . Así mismo establece En el TÍTULO II -Párrafo 2º – Artículo 5º letra c que se debe » Respetar y proteger la vida privada y la honra de la persona durante su atención de salud. En especial, se deberá asegurar estos derechos en relación con la toma de fotografías, grabaciones o filmaciones, cualquiera que sea su fin o uso. En todo caso, para la toma de fotografías, grabaciones o filmaciones para usos o fines periodísticos se requerirá autorización escrita del paciente o de su representante legal.»  Es mas en ningún punto establece la denegación de acceso a las áreas públicas de los recintos hospitalarios. Por su parte la Ley  19733 de Prensa no consigna en ninguno de sus artículos el «derecho a retracto» al que alude el email del hospital base por lo que las «advertencias» que provengan de esta entidad pública no tienen sustento legal a menos que la información que se publique venga a contravenir lo expresamente indicando en torno a la divulgación de antecedentes insertos en la FICHA CLINICA del paciente.

Por lo tanto si de infringir la ley se trata,  la ley 19733 en su Artículo 1º entrega la libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, lo que constituyen un derecho fundamental de todas las personas.

Mientras que la Ley invocada por el Hospital Base de Osorno de Derechos y Deberes 20.584 establece en su artículo 4 la adopción correcta de normas tendientes a evitar infecciones intrahospitalarias; En su artículo  5 : Velar porque se utilice un lenguaje adecuado e inteligible durante la atención; en su artículo 8 la entrega de  información suficiente, oportuna, veraz y comprensible lo que se ratifica en el articulo 10 mientras que el artículo 11 establece la entrega de un informe final que identifique médicos tratantes, tratamiento aplicados, medicamentos utilizados,   todo en forma LEGIBLE Y CLARA.

Solo el incumplimiento de los artículos 4, 5 y 10 dieron el origen al reclamo numero 293252 de fecha 2 de abril del 2013 un mes antes de que fallezca Rosmery.

PROBLEMAS INTERNOS

Los problemas del Hospital Base son de larga data y de conocimiento público. Dirigentes Políticos han señalado la ocurrencia de hechos de  extrema gravedad como el fallecimiento de un hermano de un dirigente político regional que esperaba un traslado a Temuco, traslado que  se dilato en una maraña burocrática en el que debieron intervenir autoridades nacionales  para agilizar un procedimiento que culmino con un paro cardiorespiratorio y el paciente fallecido mientras era tardíamente trasladado. Al respecto de esta situación especifica el Presidente Regional del Partido Político en cuestión ha indicado : » no hubo la intención de llevarlo a Temuco. hubo una decisión de dejarlo expuesto a su suerte».

Al menos un Concejal de  Osorno han sido testigos de alarmante tiempos de espera para un paciente  atropellado que superó las 4 horas.

Dirigentes Sindicales han emplazado abiertamente a autoridades ministeriales a entregar respuestas frente a situaciones de índole administrativos, de protocolos y de funcionamiento sin que las respuestas lleguen hasta los afectados, a la comunidad o  los medios de comunicación.

Existen situaciones internas que son preocupantes incluso para los mismos funcionarios y que se manejan en el mas estricto hermetismo provocando todo tipo de especulaciones como el fallecimiento de dos funcionarias al interior del hospital base, madre e hija,  con una diferencia de tres días sin que las circunstancias sean aclaradas a la fecha. Antecedentes que fueron entregados en el Hotel Sonesta al Subsecretario de Redes Asistenciales.

Y ni hablar de la cantidad de reclamos permanentes que llegan por parte de los usuarios hasta los medios de comunicación.  Al interior del recinto hospitalario existe molestia, indignacion y miedo frente a estos hechos.

Cada vez que aparece una denuncia pública, un reclamo o una interpelación al Hospital Base de Osorno las explicaciones y los llamados son los mismos. «Falta de especialistas»,  «mal uso de la unidad de emergencia por parte de los usuarios» «paciencia» o en el mejor de los casos hermetismo y «advertencias».

En medio de este conflicto el Director del hospital Base de Osorno en un comunicado de prensa el 9 de mayo anunció la suspensión del sistema SIDRA FLORENCE con el fin de favorecer la atención de los usuarios con consulta pertinente en la Unidad de Urgencias como área de paciente crítico. La explicación  de la suspensión apunta a un aumento de pacientes graves con enfermedades respiratorias y accidentes cardiovasculares como si estos últimos se tratara de una epidemia, responsabilizando al sistema informático de «ENLENTECER» la atención de pacientes graves, según los audios que acompañan al citado comunicado. El encargado del sistema SIDRA FLORENCE reclamo por esta afirmación puesto que no es efectivo lo denunciado por el doctor Castilla, mientras que funcionarios de la unidad de emergencia negaron la «caída del sistema» el día miércoles producto de cambios y ajustes. La explicación real apuntaría al control de ingresos de los médicos a la atención de pacientes y la falta de personal con autonomía para las derivaciones, ósea un problema de gestión y no informático. ¿Podrían algunos médicos estar ejerciendo presión para evitar controles de ingreso y asistencia laboral? La respuesta es SI.

Frente a estas situaciones que calificamos de grave gravísimas hay que determinar cuál es la información real que manejan nuestras autoridades de gobierno y de salud a nivel provincial y cuáles son los reales problemas internos y como estos están afectando la calidad de atención.

Hace más de un mes el dirigente Mauricio Navarrete de la Fenats Histórica no solo denuncio en una oportunidad la «quitada de piso» del hospital base al Director del Servicio de Salud Marcelo Larrondo sino que además realizo un dramático llamado a las autoridades de gobierno, a los partidos políticos y en especial a los medios de comunicación a investigar las situaciones que están ocurriendo en el interior del recinto hospitalario.

Ante este llamado rápidamente fue acusado de «aprovechamiento y manipulación política» e incluso de trabajar coludido con este medio de comunicación por lo que para muchas autoridades fue mas fácil cerrar los ojos que buscar explicaciones en fuentes distintas a los canales oficiales. Una actitud epidémica con alto nivel de contagio.

Hay temas pendientes que deben ser investigado como la negativa del personal de ambulancia para trasladar a pacientes críticos a otras ciudades a fin de evitar nuevos fallecimientos. Negativas de traslado a fin de cuidar los recursos en el proceso de autogestión.  Implementación de nuevos  programa sin especialistas. Horarios de ingresos y horas de trabajo de los médicos así como los horarios de descanso. La cantidad de respuestas a los reclamos ingresados por OIRS y el nivel de las respuestas.

El 14 de abril ingresamos a través de un paciente un reclamo a la OIRS a fin de evaluar el nivel y claridad de la respuesta,  documento que tenemos en nuestro poder. El documento deja en evidencia que el tramite resulta casi una burla pero apegado a la ley en cuanto a plazos y fechas. El resultado de los sumarios internos y las sanciones emitidas son desconocidas para los funcionarios. Y el resultado de la judicialización de casos tiene un muy lento nivel de avances.

A todo ello se suma una gran cantidad de problemas con respecto al cumplimiento de  protocolos y otros de índole administrativos. Por ejemplo el actual Director del Hospital Base de Osorno Jorge Castilla se encuentra actualmente con doble función  siendo que el cargo  de Director requiere dedicación exclusiva. Una situación que según Marcelo Larrondo seria solucionado luego del llamado a concurso, pero a la fecha no ha ocurrido nada.

El día Jueves publicamos vía facebook el siguiente llamado «ATENCION : Al personal médico del hospital Base de Osorno, al Colegio Médico de Osorno, A los Organismo Sindicales como Fenprus y Fenats solicitamos información que ayude a esclarecer la situación que rodea la muerte de la ciudadana osornina Rosmery Hernández al interior del Hospital Base de Osorno».  No hemos recibido ningún tipo de información.

Muchos de estos antecedentes han sido expuesto oralmente los ultimos 30 dias a autoridades políticas y  en forma verbal con los mismo resultado a la fecha. Ninguno.

Solo en los últimos días y con la advertencia de la publicación de este reportaje algunas autoridades y ante nuestra insistencia nos han solicitado antecedentes. Debemos suponer que los niveles de credibilidad están mas hacia el lado institucional que hacia el lado de los hechos presentados.

Lo aquí expuesto nos hace reflexionar frente a la necesidad de que las autoridades de salud adopten una serie de medidas de orden correctivo   el inicio de  una investigación interna que considere las declaraciones de  funcionarios del hospital base elegidos al azar. Funcionarios  a quienes se les garantice la confidencialidad de sus declaraciones y la continuidad laboral,  puesto que muchos de los funcionarios consultados en este reportaje  temen a las represalias, a la pérdida de su fuente laboral por encontrarse a nivel contrata y no de planta, o  a conflictos futuros con funcionarios médicos principalmente. Esta situación también afecta a varios médicos que temen a la reacción de sus pares y la represalia social.

Una  posible  intervención del Hospital Base de Osorno a fin de evaluar los protocolos y procedimiento actuales  y  así corregir las actuales deficiencias tampoco debiera ser una medida descartable. Al igual que la desvinculación o suspensión permanente o temporal  de los funcionarios médicos involucrados en casos de supuestas negligencias medicas hasta que se pruebe su culpabilidad o inocencia.

Así mismo tenemos la convicción que frente a la falta de medidas y resultados resulta cuestionable al menos la permanencia en su cargo  del Director Subrogante del hospital base de Osorno por las responsabilidades políticas que le caben frente al deterioro de la  credibilidad que este recinto hospitalario está sufriendo y que va en aumento.

El hospital Base de Osorno cuenta hoy con un moderno edificio y en su interior trabajan cientos de auxiliares, paramédicos y médicos de naturaleza noble que brindan un servicio ejemplar y de calidad cuyo único develo es la atención oportuna a sus pacientes motivados por un  gran compromiso con la comunidad a la que sirven con esmero. Pero también existe un pequeño grupo de funcionarios que pareciera realizar mínimos  esfuerzos y que enlodan el prestigio del Hospital Base de Osorno ocultando información, mostrando indolencia en grado sumo y que requieren de acciones concretas y decididas de nuestras autoridades.

Los antecedentes aquí expuestos son brindados por esos buenos servidores y esto no hubiese ocurrido si se hubiese privilegiado la transparencia y la capacidad de manejo de situaciones que hoy nos impulsan a tomar la drástica decisión de exponer estos hechos.

Mientras tanto  los parlamentarios de la Zona Javier Hernández y Sergio Ojeda han sido convocados por este medio para solicitar desde el hemiciclo del congreso una investigación especial que permita aclara hechos y denuncia que desde este momento y a través de este medio irán en aumento no descartando el trabajo combinado con la fiscalía de Osorno. El Parlamentario Sergio Ojeda estuvo presente en los velatorios de Rosmery. El Diputado Hernández  ha solicitado mayores antecedentes a través de su departamento de comunicaciones.

Para nosotros este tipo de situaciones resulta dramática y el fallecimiento de Rosmery  resulta doloroso e incomprensible. ¿No tenía el hospital las condiciones para brindar una mejor atención? ¿Sirvió de algo un reclamo previo dos meses antes de que fallezca?  ¿porque no fue trasladada a otro recinto hospitalario?.. ¿cuántos casos similares existen? Estas pregunta hoy esta sin respuesta a pesar de que las autoridades de salud tenían conocimiento al menos el 1 de abril de que algo aquí no estaba funcionando adecuadamente. Y eso merece una explicación de cara a la comunidad.

Nota del editor :

Para la publicación  de esta crónica  se decidió  informar a distintos personeros públicos y de medios para que con 48 horas de anticipación puedan sacar sus propias  conclusiones y adoptar medidas que consideren pertinentes. Para ello se les envió un email con fotografías y audios de carácter reservado, además de la nota escrita con el objeto de que conozcan lo que sería publicado el día de hoy. Durante la mañana de hoy lunes  solo desde la oficina parlamentaria del diputado Javier Hernández se estableció un contacto solicitando mayores antecedentes y remitiendo luego un enérgico comunicado de prensa.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

La frustrada lucha por evitar la muerte de Rosmery