Publicado en: Jue, Jun 11th, 2020

Hospital Base de Osorno: Donde hay héroes, hay también villanos.

Share This
Tags

La solidaridad y el compromiso es uno de los bienes más preciados en tiempos de Corona Virus sobre todo al interior de los servicios hospitalarios.  ¿ Realidad o cartel publicitario ? ¿Una constante o el aprovechamiento tácito de unos pocos sobre el trabajo arduo y comprometido de unos muchos?  

Una mirada difícil, sobre todo  cuando el mundo entero piensa que los héroes están vestidos de bata blanca y estetoscopio, cuando a la verdad los héroes principales llevan uniforme celeste y se instalan en la línea media del grueso combate contra esta mortal enfermedad.

Así lo cree la Señora Mónica M. A., auxiliar de enfermería (TENS)  con 29 años de servicio solo al interior del Hospital Base de Osorno. «Son tantas las cosas que decir, que contar y no callar, que espero usted tenga tiempo para recibirnos», menciona Mónica, de pelo corto, sembrado  de canas blancas que dibujan una ardua historia vivida en la frontera más peligrosa de la salud. «Quisiera estar  en la línea de fuego, como siempre, pero me sacaron por secretaria, me anularon como persona, me minaron,  me censuraron y me apartaron», Señala  con voz firme mientras extiende una gruesa carpeta con documentos que dan testimonio fiel de su historia y la trama tras su actual situación.

La señora Mónica M.A. con calidad jurídica titular grado 13 fue despedida con fecha 1° de julio del año 2019 por haber hecho uso de licencia médica en un lapso superior a 6 meses en los últimos dos años sin mediar declaración de salud irrecuperable.

La salud de la señora Mónica se ha visto  afectada los últimos años por un serie de cuadros que incluyen  Parálisis Facial, Loop de la arteria cerebelosa en el conducto auditivo derecho, Diabetes tipo 2, hipotiroidismo, presión arterial y anemia crónica en estudio. Depresión Bipolar declarada desde el 2002. Rotura de meniscos producto del desgaste y manguito rotador brazo derecho.  Todos enunciados rimbombantes que dibujan una situación de alta complejidad pero que no pasa de solo duros enunciados y que reflejan el acceso a una nueva etapa de su nueva vida ahora como adulto mayor. A menos que la comisión de medicina preventiva e invalidez COMPIN haya adulterado y falseado información para emitir el informe numero 4 de fecha 16 de enero del 2019 en que, una vez analizada la situación medica de la señora Mónica, estableció en sus considerando que todas las afecciones individualizadas son recuperables y no interfieren en el cumplimento de sus funciones habituales.

Lo que llama la atención es que el despido se produce el 1° de julio del 2019, es notificada el día 25 del mismo mes  y el 29 de julio bajo resolución exenta 9185 firmada por el Director (S) Nicolas Baeza Verdugo es designada en representación de la Fenats Nacional como integrante del Tribunal Calificador de Elecciones siendo notificada por escrito de esta situación. Un desorden absoluta e impresentable de los mecanismos internos administrativos que reflejan el tipo de liderazgos con el que se conduce el más importante recinto hospitalario de la Provincia en ese entonces todavía sin COVID – 19.

Funcionaria Destacada con múltiples felicitaciones de pacientes y el reconocimiento de sus pares  mantuvo siempre una hoja de vida intachable con calificaciones que la ubicaron siempre en tramo 1 y el entorno de los 70 puntos. Sin embargo esto no sirvió a la hora de evaluar su salida.

El 16 de mayo del 2019 se emitió de forma irregular y a su nombre  un certificado que acreditaba una lesión en su brazo derecho con el objeto  de  justificar  su no presentación en el tribunal en una causa particular a la que fue citada en calidad de testigo. La elaboración irregular de dicho documento impulso un sumario en su contra que determino que sea sancionada con  el rango más bajo del escalafón de sanciones administrativa aplicándose una anotación de demerito y una rebaja de los puntos de sus calificaciones que la situaron finalmente con nota 62 de un total de 70  siendo calificada, a pesar de la sanción impuesta,   con FUNCIONARIA CON DISTINCION. «En todo caso esto del certificado  es una situación de ocurrencia común al interior de los servicios y es conocida por todos los funcionarios, por lo tanto no me desacredita como funcionario en modo alguno», señala Mónica.

El 6 de diciembre del 2019 trato de establecer contacto con el Subsecretario de Redes Asistenciales de visita en Osorno para pedir ayuda o una simple explicación a su salida. Un decena de testigos declaran haber visto al actual Jefe de Recursos Humanos del Hospital Base exigiendo el retiro de la ex funcionaria con guardias del recintos denostando una vez más su integridad funcionaria, indica la Sra Mónica. «29 años de Servicios no merecían una respuesta ni una revisión a su caso», agrega. Ese fue el mensaje que recibió. Los guardias se negaron a sacarla. Ella quedo en silencio esperando una contención que nunca llego de las autoridades administrativas. 

En enero del 2020 se solicito una revisión de la desvinculación de Mónica M. A. en virtud del artículo 151 de la ley 18.834 debido a las anomalías y retardos mas allá de lo plausible que significa esta desvinculación. Para ello se hizo una presentación formal al Director Marcelo Larrondo que a la fecha se encuentra sin respuesta vulnerando con ello el principio de probidad y transparencia consignado  en el artículo 4 de la ley N° 20.285.  Leyes que pareciera no afectar a la república independiente del Hospital base de Osorno.

Lo único concreto, medible y judicialmente probable  a esta hora es que la salida de Mónica obedece claramente a una trama quizá más vil y más oscura. Trama  que en esta primera parte no hemos logrado aclarar del todo. Nuestro acceso a documentación de manera extraoficial nos ha permitido revisar una serie de antecedentes legales que reafirman su historia. Contamos con copias de una serie de documentos y resoluciones en la que es factible establecer un proceso irregular de desvinculación. Un proceso que deja en claro que al interior del servicio no solo hay  héroes, sino que también hay villanos  incapaces de demostrar solidaridad, empatía y humanidad con sus subalternos y que mientras los verdaderos héroes trabajan incansables, ellos usan las capas y laureles que otros ganan por ellos y a pesar de ellos. Por lo menos así queda demostrado en la salida  de una mujer jefa de hogar que estaba a solo dos años de obtener su jubilación y retiro de un mundo que manejan algunos creyendo que en las sombras son benefactores todopoderosos y no burócratas indolentes.

 El caso de Mónica aún espera respuesta.

Semanario Local

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Hospital Base de Osorno: Donde hay héroes, hay también villanos.