Published On: Dom, Oct 21st, 2018

Edificio de la PDI : Un robo en despoblado y con alevosía. ¿Quienes mueven los hilos ?

Share This
Tags

El otro día cierto Magistrado bueno para las letras me hizo un comentario al pasar. Dijo : «Te escuche despotricar el otro día en las redes sociales…»  le devolví una sonrisa y  me quede pensando por un momento si acaso el Juez y Abogado  conoce o dimensiona el concepto que usó o si el decir lo que nadie quiere decir es realmente  hablar barbaridades.

No se trata de hablar sin consideración alguna lo que pretende nuestra pequeña editorial. Se busca decir y ayudar a pensar.

Se busca lograr una reacción que evidencie o que anime a enfrentar determinados hechos. O que sirva como elemento para poner fin a una serie de atropellos al sentido común, a la honestidad, al trabajo decente.

Por último que permita dejar en claro que no todos somos ovejas, ni todos somos cobardes, ni displicentes, ni menos cómplices pasivos.

Enfrentar pacientemente una y otra vez la misma problemática, con distintos actores, convencido de que con  paciencia podemos convertir una barra de hierro en una aguja, resulta siempre esperanzador.

Claro que a veces la paciencia se pierde sobre todo cuando se conocen antecedentes como los proporcionados por el Periodista y Consejero Regional Francisco Reyes Castro de militancia socialista y que ocupo el cargo de Seremi de Gobierno en el mandato presidencial anterior. Y coloco su curriculum político porque lo que ha dicho este  ex Seremi debe ser sopesado y analizado, no desde la perspectiva política  partidista sino que, desde el sentido común, desde el bien común,  desde el compromiso y desde la necesidad de generar cambios y enfrentar el abuso de los traficantes de poder.

La reciente critica presentada por el Consejero Regional Francisco Reyes debiera ser comentario obligado de los medios de comunicación. Debiera ser una invitación a seguir el hilo conductor que nos permita llegar hasta quienes y como se opera  tras la millonaria y vergonzosa asignación de recursos para la construcción del edificio de la PDI en Osorno.

Cuando el edificio costaba  $5.800 millones de pesos era ya  un edificio bastante caro. Hoy con la nueva inyección de recursos costará 9.330 millones de pesos y se construirán  4.776 Mts cuadrados.

A modo de comparación quisiera contarles que el exclusivo Proyecto Inmobiliario de Socovesa llamado  Alto Los Castaños en Chiguayante  cuesta 980 mil pesos el metro cuadrado e incluye piscina, aéreas verdes, control de entrada, estacionamiento,    finas terminaciones y por supuesto el terreno .

En cambio el muy necesario y funcional edificio de la PDI cuesta $ 1.957.000 el metro cuadrado y el terreno más encima lo pone la PDI.

¿ No tendrá alguien por ahí un amigo arquitecto o constructor para que nos explique con peras y manzana por que el precio es excesivamente caro y su valor sube en un 200% e comparación con el proyecto inmobiliario sin que nadie, salvo el Consejero Reyes cuestione aunque sea la forma en que se asignan estos recursos  ?

¿ Se imagina Usted que le permitieran instalar un baño de 2 x 2 ósea 4 mts cuadrados en su casa y le faciliten para la construcción 8 millones para construirlo? ¿ qué tipo de baño se construiría ? Ese es el cálculo proporcional para que usted se haga una idea de los montos que aquí se están despilfarrando.

¿Cuántas otras licitaciones igual de caras y con los mismos operadores y los mismo métodos obtienen financiamiento?

¿Funciona la oferta y la demanda ? ¿ O es el propio Estado quien en materia de adjudicaciones obliga a inflar los costos artificialmente ?. ¿ Quien regula los precios en materia de licitaciones y adjudicaciones publicas ?

Vi en  una oportunidad al Servicio de Salud de Osorno comprar vía licitación publica Cochayuyo a 32 mil pesos el kilo… entonces no esperen que me sorprenda frente a un sistema que ampara fácilmente la ineficiencia , el amiguismo, la corrupción, el tráfico de influencia, la venta de información privilegiada.

Supongo que existirá al menos una especie de lista negra con el nombre de aquellas  empresa, constructoras, accionistas y empresarios que dejan las obras abandonadas e inconclusas y que ese listado sirve para cautelar que aquellos facinerosos no cambien de RUT y sigan adjudicándose en lo sucesivo «otras» obras con otros nombres.

Supongo que el tráfico de influencias será materia erradicada en este tipo de adjudicaciones y licitaciones millonarias.

Porque sería impropio pensar también que la Policía de Investigaciones en el afán de obtener un rápido financiamiento tenga su propia agenda política y  haya usado a ex colaboradores o ex integrantes del circulo de alguaciles,  investigados por fraude tributarios y emisión de facturas falsas, para que se contacten con Concejales afines al intendente de la Prida,  con el objetivo de realizar acciones de lobby que permitan concertar una reunión,  ( con De La Prida)   y obtener así el visto bueno para la asignación de recursos involucrados en el proyecto.

Así mismo seria impropio pensar que producto de estas acciones de lobby se haya generado como  compensación una cadena de pagos donde el concejal reciba tarros de pintura para su casa  y el ex alguacil la finalización de la investigación que lo aquejaba o la perdida de la carpeta investigativa. No se  preocupe. Estamos aquí elucubrando ¿ O no? ¿ O le ponemos nombre a las acciones y a las elucubraciones ? ¿ Va a servir de algo ? ¿ va a investigar la fiscalía ? ¿ Va a re – licitar el Gobierno ?

Creo que la adjudicación directa a este precio equivale a un asalto a mano armada y quienes la impulsen, aunque sea a mitad de precio, los convierte en cómplices de este robo descarado.

Esperamos que esta editorial sirva para que algunos se pongan coloraditos siquiera. Pues algún día tenderemos la suficiente  madurez social para conversar el tema  sin protagonismo políticos, con  mas análisis local y con el afán de construir mejores bases para la optimización de los recursos públicos,  oponiéndonos y resistiendo este tipo de  robo en despoblado y con alevosía que tratan de instalar como normal en nuestras propias narices.

Esto sin que tengamos el valor para solicitarle a nuestros parlamentarios que estudien un mecanismo que permita evaluar y perfeccionar el manoseado y vulnerable sistema de licitaciones públicas con el cual se está permitiendo un robo legal ante la pasividad ciudadana.

Esperamos que esto cambie y que la sociedad local se siente a conversar, a debatir a cuestionar y a calificar estos hechos que resultan por si solo vergonzosos. Mientras tanto…seguiremos «despotricando» pues no estoy dispuesto guardar silencio frente a tamaña ridiculez.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Edificio de la PDI : Un robo en despoblado y con alevosía. ¿Quienes mueven los hilos ?