Publicado en: sáb, Jun 23rd, 2018

¿ Problemas matrimoniales ? Disfrútelos. En el cielo no hay matrimonio.

Share This
Tags

La Biblia no se equivoca es palabra inspirada por Dios. Quienes somos cristianos creemos fielmente que la Biblia es un manual de conducta que ayuda a mejorar nuestra calidad de vida. Vida que, con Dios presente,  puede ser abundante. La biblia dice : ” Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer” (deu 5:33) . Una hermosa promesa que indica que debemos “andar”, “recorrer” “caminar”. No dice camino llano, ni camino recto, ni camino sin tropiezo. Cada trazo de camino es diferente y tiene, cada día que avanzamos,  sus propios conflictos, sus propios tropiezos. La invitación es, entonces, a avanzar, transitar, recorrer, caminar. Verbos que implican acción.

Actualmente estamos viviendo junto a mi esposa un tiempo de bendición. Estamos recién casados y hemos iniciado un transitar por un camino  cuyo trazo   cada día pareciera ser mejor que el anterior.

En estos 10 meses de matrimonio sin embargo nos hemos encontrado con distintas realidades en torno a otros matrimonios, incluso al interior de la Iglesia. Nos han llegado algunos comentarios en torno al proceso que estamos viviendo. Comentarios como: “Es que están recién casados…pero ya verán en un par de años”. “por eso se llama luna de miel…pero esperen que termine…esperen”. Todos ellos aludiendo y advirtiendo con desazón a las múltiples complejidades que trae el matrimonio a medida que pasan los años. Esta decepción frente a la vida matrimonial,  aunque usted no lo crea se da igualmente  al interior de las comunidades cristianas donde existe un desgaste y hasta una conformidad opaca con los que “DIOS dispuso para nosotros”. El vino nuevo no está llegando a todos los odres.

Y es obvio. La relación constante entre dos individuos de naturaleza muy distintas, criados en ambientes absolutamente distintos trae una multiplicidad de enfoques y de formas de enfrentar los distintos aspectos y problemas  de la vida diaria. La vida en pareja es difícil . No es fácil. El tierno ronquido con las semanas. (ojo…no dije ni meses… ni años )  se convertirán pronto en un odioso e incomodo desvelo. No piense que un matrimonio cristiano esta exento de problemas de convivencia y de carácter, además de otros problemas de tipo económico, sociales, domésticos.

El apóstol pablo con mucha sabiduría advierte en torno al matrimonio en 1Corintios Capitulo 7 versiculo 28 (1Co 7:28): ”  Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar.”

Idealizar la relación de pareja como un todo perfecto es también una piedra de tropiezo para quienes están iniciando un proyecto de vida matrimonial, o para quienes han recorrido ya un largo trayecto sin  poder solucionar sus conflictos y que ven difícil y lejana la solución.

Y es que esta aflicción de la carne  se mantendrá constante durante nuestra vida matrimonial adoptando distintas, variadas, nuevas  y sorprendentes formas.

Por lo tanto considere que problemas van a existir siempre y dependerá de usted en forma individual el cómo enfrentar cada situación… sin responsabilizar a su pareja…no busque cambiar la naturaleza de su pareja… cambie usted la suya y deje a Dios trabajar con su pareja y el cambio que necesita. No estorbe el trabajo de Dios.

Debe considerar que cada problema es la oportunidad practica que le permite a Dios trabajar con nuestro carácter en un proceso de perfeccionamiento que durara toda la vida.

Eso sí. Hay cosas que usted debe tener en mente en todo tiempo:

Usted hizo un compromiso de honor y de palabra con Dios y ante testigos que debe respetar y honrar hasta que la muerte los separe. Su firma frente a un vendedor de una casa comercial no puede tener más valor que la firma que usted puso frente a Dios en su matrimonio. Sea respetuoso con Dios, con sus amigos, con sus testigos con su familia.  El divorcio debe ser la última y final alternativa.

Usted no tiene control sobre usted mismo en muchos aspectos. No es dueño ni siquiera de sus cabellos. Cabellos que ni siquiera en número sabe cuántos son. No pretenda controlar a una persona distinta a Usted. Usted no tiene autoridad sobre el ser espiritual y emocional que tiene por pareja. esa Autoridad le corresponde a Dios.

Usted no ha hecho a nadie. No ha construido la vida de nadie. No intente construir a su imagen y semejanza a su pareja. Tampoco intente “reparar a su pareja”. Eso equivale a buscar conflicto innecesariamente. Reclámele  al artífice de esa vida. Hable con el Constructor de su pareja. Déjele a Dios la obra. Dios no va a cambiar a nadie si usted no se lo pide en oración… Dios no lo va a escuchar si Usted no se presenta. Dios no lo va a ir a buscar a la incomodidad de su hogar para solucionarle sus problemas.

Inicie usted el proceso de cambio y el dialogo  con Dios.   Dios habla al corazón de las personas. Pero primero debe ser invitado a su corazón. ¿esta Dios en su corazón ? Inicie por ahí junto a su pareja o en solitario.

Si su pareja lo apoya más rápido ocurrirá el cambio.

No deje pasar el tiempo. No espere el tiempo de crisis o conflicto. Anticípese a los problemas.

Para un cambio efectivo  su Oración debe ser tan contundente y constante como el nivel de cambio que usted requiere…una vida no se hace en un minuto… por lo tanto no va a bastar 5 minutos de oracion … ore todos los días. Insistentemente. Silenciosamente. Pacientemente. Si usted quiere podemos enseñarle a orar. Le garantizo que va a ocurrir una de dos cosas o ambas si su oración es constante. O usted comienza a amar a su pareja con sus mismos defectos o usted cambia sus prioridades en la relación con su pareja.

En ambos casos el cambio más importante se hará en Usted y como consecuencia cambiara su pareja. Ore primero y luego comparta esta reflexión con quien comparte su vida y deje a Dios actuar. Luego viva, avance, camine  y aprenda a disfrutar su paso por esta tierra pues en el cielo … ya no hay matrimonio. Que Dios los bendiga.

Semanario Local

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado esta exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

El Banner no pudo ser cargado

¿ Problemas matrimoniales ? Disfrútelos. En el cielo no hay matrimonio.