Published On: Dom, May 7th, 2017

La historia en la política chilena se repite

Share This
Tags

Las principales causas  de la política de los tres tercios, corrientes políticas, elecciones y resultados presidenciales eran las tendencias políticas del país entre los años 1958 hasta 1973, donde se podía identificar claramente la izquierda, el centro y la derecha, inclinaciones que dieron origen al fenómeno conocido como “LOS TRES TERCIOS ELECTORALES”.

Después del  gobierno de Carlos Ibáñez Del Campo (1952-1958), sucedieron tres corrientes, la de Jorge Alessandri Rodríguez, la de Eduardo Frei Montalva y la de  Salvador Allende Gossen, representantes respectivamente de los partidos políticos, Conservador,  Liberal, Socialista y Comunista.

Hoy  donde  el camino elegido por la DC, hace retornar a la política chilena a los tres tercios, lo cual no es ninguna sorpresa,  pues desde  hace tiempo muchos  manifesté públicamente que esa era la realidad política chilena que estaba por venir. La decisión de la Democracia Cristiana, hace patente que  la Nueva Mayoría llego a su fin.  Este escenario actual es comprable con el de los años 60, donde en política se hablaba de los “tres tercios”, este es un fantasma que hoy recorre la política chilena, o mejor dicho, el retorno de las tres fuerzas que  predominaban entre los años 1958 y 1973, donde el centro está hoy día encarnado por la Democracia Cristiana, la derecha por Chile vamos y simplemente la izquierda, con portazo incluido por  Ricardo Lagos.

Para ciertos pensadores políticos volver a los tres tercios y a su tradicional debate no es baladí. Cómo sería esa discusión?… Entre una derecha conservadora, un centro político, en disputa entre Guillier y una Carolina Goic a punto de entrar al ruedo, y, por la izquierda, una meteórica, Beatriz Sánchez.

No es mucho lo que se avecina en la política chilena. Si no despertamos de cara  a las próximas elecciones sobre todo presidenciales, nada cambiará, todo va a seguir igual, lo que implicaría no sé, quizás, un retroceso a los años de los tres tercios.

Lo importante es ver y saber cuáles son las ventajas para  este nuevo escenario  que nos ha tocado en suerte enfrentarnos, los viejos tres tercios. Será que a la Nueva Mayoría no le acomoda porque no ve con buenos ojos mantener el gobierno? Lo decimos con sinceridad, porque  la democracia nuevamente fue vulnerada, menoscabada por la falta de confianza entre los actores que fueron capaces de dar estabilidad al país durante los últimos treinta años.

Entonces cabe preguntarse ¿ de quién es la culpa que hoy no se respeten los derechos de los trabajadores?, o…que hoy no se respete el derecho a disentir, a pensar distinto; quién es responsable  que nuevamente hoy no exista una
política laboral acorde con la realidad chilena;  que hoy no se apoyen los derechos humanos no obstante el estado democrático y de derecho supuestamente imperante;  por qué no se  respeta a nuestros pueblos originarios, por qué no se modificó la Constitución Política a pesar de que fue una promesa electoral; por qué todavía existen los pingües negocios de las AFP, ISAPRES; quién responde por el hecho de que tanto la educación como la salud sigan en manos de los municipios; a quién culpamos por que el gobierno no asuma su responsabilidad constitucional,… a quién  culpamos de todo esto?  Estado, al gobierno y sus funcionarios, los cargos existen y son ocupados por personas y quién los nombra?

Lo que pasa en la política es cómo ganarle al contrario con una franja política trasmitida en los canales de televisión; lo único que importa es ganar solo por ganar para ser punteros en la liga, no importando el cómo, cuáles son las propuesta que los candidatos ofrecen, y deslumbrandonos por las promesas lleve dos y pague uno. Hoy  se gana con dinero y por dinero. No se sabe qué queremos para nuestro país. Los temas de fondos son olvidados.  Por ejemplo, en materia de descentralización, en la distribución de recursos,  en la libertad de decidir en las inversiones propias de cada comuna, de cada región. Cuál es la real política pública en materia de Salud, en el tema la des- municipalización educacional, cómo atacamos la corrupción, el enriquecimiento ilícito en la política, la coima se conertira en costumbre o en activo de inversion, preguntas y más preguntas que hoy durante treinta años de democracia no se han logrado dilucidar porque el pueblo cada cuatro año es simplemente  engañado en las campañas políticas.

Seamos claros,  la política es el arte de gobernar, la mayoría por desconocimiento dice que no le gusta la política, pero después reclama por una mejor educación, por una mejor salud, una mejor gestión de los recursos públicos.

Por eso justamente es que la política debe hacerse de cara  la gente, a esa, a la que beneficia o perjudica el buen o mal ejercicio de la política. A esa gente que afecta  la falta de transparencia en el manejo de los recurso, el dónde y como se focalizan las inversiones,  y el aumento del aparato público en donde  los funcionarios públicos se dedican  hoy a hacer campañas utilizando sus cargos, pagados con recursos de todos los chilenos y no renunciando  porque siempre quieren el pescado más las mascada. No olvidar que aquellos se enriquecen  con la plata del Estado, que en definitiva es plata de todos los chilenos, pero eso hoy no se ve simplemente porque la corrupción se instaló y es la culpable de la desigualdad social.

Juan Carlos Velasquez – Contador

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

La historia en la política chilena se repite