Published On: Dom, Mar 5th, 2017

Plano Regulador : Alarmas encendidas (parte 1 )

Share This
Tags

En una situación altamente preocupante para el desarrollo económico y social de Osorno se esta convirtiendo el proceso que lleva adelante el municipio osornino para la instalación de un nuevo plano regulador para la comuna.

A la preocupación de un sector importante y destacado del empresariado se suma ahora el de la Cámara Chilena de la Construcción. Un organismo gremial compuesto por socios altamente competente y calificado que han emitido un informe que deja de manifiesto que las falencias y observaciones que contiene la propuesta debieran ser atendidas, o discutidas al menos, en un plazo mayor al establecido por las autoridades municipales.

Los integrantes de la Cámara de la Construcción señalan derechamente que el Plan regulador no tiene un diagnostico claro, un hecho esencial para la elaboración de una propuesta de tal magnitud y que evidencia la falta de una visión de Ciudad a Largo Plazo o un Proyecto Ciudad que al considerar un sentido de evolución urbana permita establecer con claridad hacia donde podemos crecer y hasta donde podemos llegar. En otras palabras resulta una irresponsabilidad respaldar la iniciativa que está planteando el municipio de Osorno. (nota del editor: el subrayado es nuestro)

A ello se debe agregar una serie de observaciones y puntos que no han sido considerados como el rol estratégico en materia de conectividad que representa el hecho de que la ciudad se conecta a través de Ruta 5 con el territorio nacional, a través de la Ruta 215 con el segundo pasos fronterizos más importantes de Chile y a través de las vias aledañas con el potencial turístico de la zona, esto último considerando nuestra especial ubicación en el centro del sur de Chile.

El no considerar la potencialización de la conectividad, ya sea en beneficio de los sectores productivos como de la ciudadanía radicada o flotante, significan abiertamente cerrar las puertas a las proyecciones de nuevos mercados laborales, incidir negativamente en el desarrollo de la oferta de servicios y limitar la instalación de nuevos focos de inversión económica.

Se ha cuestionado también el intento de despoblar y descentralizar el centro de Osorno, relegando a la comunidad y sus actividades a los sectores periféricos sin que pueda clarificarse cuál será la finalidad de un centro urbano que se encuentra hoy consolidado y con una red de servicios potenciada y relativamente eficiente.

Lo que si queda claro es que este intento por desconcentrar el centro urbano relativiza el concepto de inclusión e integración y potencia , aunque suene duro decirlo, una especie de apartheid que termine forjando un pequeño y megalomano «Gran Santiago» incluyendo sus mini comunas a través de la designación de nuevas áreas de inversión inmobiliaria y comercial, convirtiendo incluso al centro de Osorno en un simil de la Comuna de las Condes si se valida la propuesta de “congelamiento” del uso industrial en la ciudad consolidada y su éxodo también hacia la periferia evidenciando con ello que la propuesta busca, al parecer, ejercer una de las transformaciones más grandes de la historia osornina. Una transformación que borre a rajatabla la vocación histórica de Osorno y su vinculo con la actividad agrícola y ganadera.

Sobre estos puntos, explicitados aquí ligeramente, se basa la critica manifiesta de la Cámara Chilena de la Construcción que en su informe presentado a los medios intenta cautelosamente actuar con responsabilidad gremial agregando que » se reconoce y valora el esfuerzo realizado por la Ilustre Municipalidad de Osorno al impulsar la elaboración de un nuevo plan regulador comunal, con los objetivos de desarrollo que el mismo municipio, en representación de la comunidad, plantea para la ciudad».

La preocupación cunde, hay sectores y personas con visión de ciudad, con compromiso local que están solicitando ayuda para incluir algunos puntos que deben ser considerados. Se nos ha pedido directamente colaboración en la socialización de este problema. Se está solicitando a los concejales osorninos que estén a la altura de las circunstancias y que revisen lo que se está proponiendo. Se está pidiendo más tiempo, mayor discusión, mayor socialización, modificación al cronograma planteado para la elaboración definitiva de esta importante hoja de ruta para el desarrollo de Osorno de ser posible; puesto que la instalación de un Plano Regulador cuya vigencia marcara el desarrollo económico y social de los próximos 30 años es un tema serio que debe involucrarnos necesariamente a todos y no debe ser resuelto entre cuatro paredes y expuestos sin derecho a contrapregunta o interacciones. Ya no estamos hablando de una simple licitación pública o la entrega de una concesión o los proyectos participativos que se definen con un SI o un NO sin derecho a modificaciones . Estamos hablando del futuro crucial y esencial de nuestra ciudad. Estamos hablando de la construcción y vigencia de la ciudad. Un momento crucial en nuestra historia que requiere de hombres de buena voluntad dispuestos a sentarse y contribuir mediante el dialogo a la construcción de un Osorno para todos y construido por todos sin excepciones; transformándose esta instancia en una oportunidad para el Alcalde de Osorno de LIDERAR un proceso que sectores considerables de la comunidad han encontrado susceptibles de cambio basados en una mirada comunitaria, amplia y convocante .

CONOZCA Y DESCARGUE  EL INFORME DE LA CAMARA CHILENA DE LA CONSTRUCCION

 

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Plano Regulador : Alarmas encendidas (parte 1 )