Published On: Mié, Ene 11th, 2017

Donde hubo fuego… negligencia queda

Share This
Tags

El fuego, según la historia, le pertenecía a los dioses. Hasta que Prometeo robó la llama sagrada y se la dio a los hombres. En la antigua Roma, eran las vírgenes que dedicaban su vida a cuidar y mantener la llama viva, ya que con el paso del tiempo el fuego se convirtió en parte de la historia, siendo esa “llama sagrada” la que en los hogares mantenía el calor y servía para cocinar los alimentos. Por otro lado, también se crearon culturas y adoradores de esa flama. Pero con el pasar del tiempo, el fuego se hizo masivo y con la inteligencia humana se logró poner en cilindros o cajitas donde cualquiera puede acceder a este y ya no se requiere de ningún ritual como era en la antigüedad.

En los tiempos modernos vemos como año a año, día a día, los incendios van cobrando, casas, hectáreas, vidas y todo lo que a su paso este, culpamos a la naturaleza, calor, clima, etc, pero no somos capaces de asumir responsabilidades. Al comenzar este 2017, fuimos testigos como una extensa zona de Valparaíso se quemaba nuevamente. Los medios periodísticos luchaban por estar más cerca de las llamas, y por ingresar como en antaño a los lugares donde los afectados trataban de recuperar fuerzas y sobrellevar el desastre que les tocaba vivir; el amarillismo esta vez fue rechazado, primó la dignidad ante todo. Escuchábamos a expertos quienes se explayaban en el tema, de cómo combatir los incendios, si como país necesitamos más o mejores aviones cisternas, otros decían que con menos “honorables” se podían destinar dineros para la compra de más aviones, se planteaba la idea de “talar” los eucaliptus que reinan en algunos cerros de las zonas afectadas, otros se quejaban que los grifos no tenían agua, algunos con la desesperación arremetían contra quienes fueran en ayuda, y quizás cuantas situaciones más vividas , pero no se ha escuchado un mea culpa, pareciera que el incendio del 2014 no dejo ninguna lección , las llamas de aquella vez arrasaron hasta con los recuerdos de lo vivido. Y nuevamente en la desesperación de tener una vivienda la gente vuelve a construir en los cerros, las llamadas “tomas”, llegan a lugares casi inaccesibles, a su vez la autoridad no fiscaliza estas, obviamente como son tomas no hay una planificación ni distribución de los terrenos considerando algún tipo de siniestro o emergencia, las calles muchas veces dan paso solo a transeúntes, y ni hablar de medidas de seguridad o planes de emergencia, estos son inexistentes, la autoridad y los encargados hacen vista gorda a estas construcciones, o en el mejor de los casos buscan medidas “parches” que por un tiempo ayudan , pero que con el pasar de los años simplemente traen más problemas que soluciones, lo fácil es más rápido , pero el dolor de cabeza a futuro es más fuerte. A unos cuantos kilómetros hacia el sur, en la Araucanía hemos escuchado desde hace bastante tiempo del conflicto indígena, pero hay algo que me llama la atención de esto y es justamente los incendios que se han provocado , quemando personas, casas ,autos, camiones, Iglesias, capillas, hectáreas de plantaciones, en las noticias suelen decir que se reivindican el atentado grupos mapuches, y esto no lo logro entender, que personas que se supone dicen pertenecer a la etnia, quienes dicen querer y respetar a la Pachamama   terminen quemando estas mismas, para poder recuperarlas, el tema es que mientras más luchan por recuperar estas llamadas tierras ancestrales, pareciera que estas hectáreas en disputa más sufren.

La basura es un punto a considerar, ha quedado demostrado que es un gran acelerante en los incendios, la gran cantidad de esta y los basurales clandestinos, la nula conciencia con el medio ambiente y el respeto hacia nosotros mismos. Los municipios en su mayoría cuentan con camiones que la recolectan semanalmente llevándola a vertederos autorizados, pero aún falta impregnarnos de esa cultura, es cosa de hacer un recorrido por las distintas ciudades, playas, campos, cerros, cordilleras etc, la basura es parte del escenario, es una lucha diaria que nos está ganando y que nos obliga a buscar soluciones rápidas. Tal vez los reallity serían una buena solución, sabemos que muchos los siguen, comentan y hasta crean vínculos con aquellos “héroes y heroínas “del mercadeo, estos en verano se ponen de moda y podría ser bueno en vez de ver como se pelean entre ellos y crean alianzas estratégicas, vendiendo sus odiosidades televisivas, verlos en algo diferente y constructivo, por ejemplo un reallity de la naturaleza donde los participantes se las jugaran por limpiar algún lugar o zona, para luego con sus seguidores seguir la tarea de mantención , o un concurso televisivo donde se premie a los residentes por recuperar basurales clandestinos y convertirlos en áreas verdes, creando la conciencia que tanta falta hace y a la vez pulmones verdes para este país tan contaminado.

Recuerdan que días antes de la celebración de año nuevo se escuchaba el llamado de bomberos pidiendo a la ciudadanía que evitara comprar y elevar los famosos mal llamados “Globos de los deseos” , por $1.000 pesos Ud., elevaba un globo supuestamente con anhelos, y como es de curioso esto que en algunos lugares esos anhelos voladores causaron incendios, trayendo consigo perdidas millonarias, tal vez en un principio el romanticismo de ver una llama por los cielos era hasta enternecedor pero les aseguro que los afectados por causas de ese “romanticismo” no lo piensan así, pasa lo mismo cuando hay paros, protestas o algún tipo de movilizaciones culminan con barricadas echas de neumáticos los cuales son quemados, causando contaminación y en algunos casos incendios. Sin olvidarnos de las celebraciones masivas, después de los festejos las calles quedan con toneladas de desperdicios botellas papel picado,etc, Se desvirtúan las buenas acciones , dejando un pequeño hilo de división entre las buenas intenciones y el resultado final.

Comienza la temporada estival y es la fecha donde bomberos acude a mas llamados, las quemas de pastizales son pan de cada día, para algunos es un juego encender el pasto seco, sin pensar en las consecuencias, lo que me lleva a recordar cuantas veces las Torres del Paine se han quemado, y a pesar que han logrado detener a los culpables, no se les ha dado un castigo ejemplar, por el contrario han sido hasta irrisorios, lo que invita a otros a seguir el ejemplo, y cometer la misma barbarie, de seguir atentando contra esos ecosistemas reconocidos a nivel mundial pero que no valoramos como debiera ser.

Es hora de tomar conciencia, ayudar en la limpieza de los basurales, seguir el ejemplo de esas personas que limpiaron los alrededores del Río Copiapó, justamente para evitar otro desastre de magnitud como las provocadas por el aluvión en el 2015, considerar de norte a sur guardar y conservar las aguas lluvias, implementando sistemas de riego ya que vemos que cada año las sequias son más largas y extensas, de a poco el clima ha ido cambiando , es momento de recapacitar y proteger nuestra medio ambiente y la naturaleza antes que la Pachamama nos pase la cuenta y nos cobre todo el daño que le hemos hecho.

Artículo escrito por Rossana Casas
Periomamista Semanario Local
Esa mezcla loca entre mamá y periodista ciudadana.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Donde hubo fuego… negligencia queda