Published On: Dom, Mar 13th, 2016

Comentario Editorial : Confianza Pública en entredichos

Share This
Tags

confianza

Un hecho sin precedentes, poco habitual  y no menos preocupantes es el que deja en evidencia la reciente y fallida licitación o concesión del Servicio de Recolección de Residuos Domiciliarios votado en el reciente consejo extraordinario y que impuso un rechazo de 5 a 4 a la propuesta entregada por una Alta y Honorable Comisión técnica compuesta por los Funcionarios mejor calificados o supuestamente mas competentes del Municipio Osornino.

Brevemente para colocarlo a usted al día y por si no conoce el tema. El municipio llama a una licitación pública para adjudicar un servicio de recolección de residuos domiciliarios y otros con un monto superior a 11 mil millones de pesos. Una comisión técnica compuestas por funcionarios municipales con responsabilidad administrativa elabora las bases con criterios y exigencias claramente definidos  y evalúa posteriormente  las postulaciones presentadas,   seleccionando a una de tres empresas interesadas en adjudicar. Esa empresa seleccionada y el motivo de la selección es presentado al Concejo Municipal para que los concejales conozcan la justificación que motivo tal decisión.  Entregado los antecedentes y realizadas las consultas, observaciones y aclaraciones el concejo es convocado nuevamente para una votación que consideraba la aprobación o rechazo de la propuesta presentada obteniéndose finalmente el resultado por todos conocido. Esto es lo objetivo y lo concreto.

Ahora lo subjetivo. Del tema a menos de una semana no se ha hablado públicamente nada. Siendo que lo que aquí ha ocurrido es delicado y amerita un pronunciamiento público de quienes de una u otra forma se han visto involucrados. Ósea todos. La Autoridad Municipal que designo a la comisión; la comisión técnica  que elaboro la bases y definió la propuesta,  las empresas que participaron, los concejales que la votaron y la ciudadanía que estuvo expuesta a vivir los resultados de un proceso altamente cuestionado.

Lo primero que hay que señalar es que en la votación realizada no existieron medias tintas ni posiciones ambiguas. Fue claro y contundente. Si o No. Fue los que tuvieron razón y los que no la tuvieron. Los eficiente y los ineficientes. No existió demagogia. No existió populismo. No existio Aprovechamiento Político. Ni posiciones políticas pues se presento una clara oposición a la propuesta de la Comisión técnica asumida desde la transversalidad política : Udi – PS -PPD y Dc votaron en contra. Aunque si existieron visos de lo que podría malinterpretarse como partidismo si se considera que los representantes de la Democracia Cristiana  votaron al parecer en bloque con la disidencia del Concejal Oswaldo Hernández. Si eso hubiese sido así es igual de lamentable puesto que una decisión administrativa, eminentemente  comunal y de problemática local no debiera dar paso a consideraciones de tipo partidista puesto que aquí no estaba en juego una concepción doctrinaria por lo que no estaría mal que la Democracia Cristiana como partido a nivel comunal se pronunciase con respecto a la independencia de sus concejales en torno a decisiones de este tipo, solo para ir despejando dudas.

Queremos recalcar y que usted considere, como ciudadano que esta votación no trata de un evento publico transitorio, ni de  una plaza pública para una población especifica, ni la construcción de una sede social para un limitado grupo de vecinos,  ni la pavimentación de un pasaje o la instalación de un contenedor de basura en una calle lejana . Queremos que quede claro que el resultado de la votación, favorable o en contra, impacta directamente en la calidad de vida de 150 mil osorninos por lo que requiere el máximo de responsabilidad y seriedad a la hora de emitir un voto.

 Ahora bien, en torno al resultado  de la votación :

a)   Si la propuesta de la Comisión Técnica de adjudicar a la empresa Servitrans tiene un sustento administrativo, ejecutivo, objetivo, ajustado a derecho y realizado en el marco de la legalidad vigente y apegado a la legalidad de las bases elaborada resultaría evidente que tenemos una preocupante mayoría en el Concejo Municipal que actuando desde la ignorancia y la emocionalidad ha perjudicado gravemente los intereses de la comuna imponiendo un criterio antojadizo  y contrariando con absoluta irresponsabilidad  las capacidades de los representantes de un equipo municipal que define decisiones de vital importancia para la comuna.

 b) Por el contrario si la votación expresada por los Concejales que rechazaron la licitación de la empresa Servitrans se sustenta en argumentos sólidos, inaplicabilidad correcta de los criterios expresados en las bases,  dudas razonables y suficientemente acreditables, falta de parcialidad por parte de la comisión técnica,   prejuicios ,  ausencia de garantías  al  debido proceso administrativo y   falta de imparcialidad que garantice el acceso justo a las empresa oferentes de participar de un proceso serio, adoptando  en  ello como posición la defensa de los intereses de la comunidad, estaríamos frente a una situación que reviste mayor  gravedad aun.

Por ello es necesario que la comunidad tenga claro quién tiene la razón. Y las partes involucradas deben justificar y aclarar con peras y manzanas sus posiciones y públicamente fundamentar su voto.  El no hacerlo representa irresponsabilidad, incongruencia, incapacidad y una burla a la ciudadanía que ha confiado en sus autoridades.

Pues cualquiera de los dos escenarios  significa que una de las dos posiciones claramente ha actuado lesionando la fe pública y denigrando las capacidades de los involucrados o la contraparte.

Si la comisión técnica ha fallado la responsabilidad política del Alcalde Jaime Bertín no es delegable pues la comisión técnica está integrada por  personas de su exclusiva confianza .  El Alcalde a dado a entender  que  su voto a favor de Servitrans no representa la simpatía hacia  una empresa en particular sino que la confianza y el respaldo a un trabajo mandatado por su gestión. Por lo que deberá asumir las responsabilidades públicas que les correspondan e instruir los sumarios y las acciones necesarias si se establecen deficiencia en torno al proceder de la Comisión Técnica.

Por otra parte si los concejales se equivocaron  en su votación, actuando por las causales que sean, ignorancia, incapacidad, parcialidad, animo prejuicioso o intereses particulares no explicitados deberán responder en forma individual y personal ante acciones que deben venir desde el propio municipio avalando con hechos concretos y sin discursos  el accionar de una Comisión Técnica que  se ve  evidentemente  desacreditada  y su honorabilidad cuestionada.

Acciones que también deben venir  de la  misma empresa Servitrans que tiene el derecho a considerar que la votación expresada  por los concejales ha dañado su legitimo derecho a adjudicarse en propiedad una licitación que ha sido respaldada por una Comisión Técnica competente  y responsable  que ha actuado en derecho y con capacidad suficiente, respaldada por el municipio y su primera autoridad municipal.

De igual manera la votación de los concejales y los argumentos esgrimidos implica indirectamente también que la empresa Starco S.A, empresa postulante y cuya  preferencia por parte de los concejales que votaron en contra de Servitrans fue categórica, considerando, según los concejales de voto disidente,  que era una mejor alternativa para los intereses comunitarios,  y que también   se ha visto lesionada en sus legitimas aspiraciones por una Comision Técnica que podría  haber actuado eventualmente  de forma arbitraria, le asiste  a Starco S.A el legitimo derecho de iniciar acciones legales frente al prejuicio que la decisión de la Comisión Técnica podría haber ocasionado.

Si no se accionan ninguna de las alternativas señaladas  podríamos estar frente a una posible colusión del silencio  fundada o en el miedo de quienes no estén involucrados  o en  la participación directa de quienes pudiesen estar interesados en encubrir actos reñidos  con la  ley como tráfico de influencia,  vulneración de  ley del lobby y otros  que podrían incluir  eventuales  pagos irregulares , soborno o cohecho a miembros de la Comisión Técnica,  Concejales y Operadores Políticos  en actos que podrían llegar incluso al mismo Alcalde  y que involucraría tanto a los defensores de Servitrans como de  Starco S.A.

Y ya que las dudas, son abundantes y los afectados  o  por concejales o por la Comisión Técnica son nada más y nada menos que 150 mil osorninos aproximadamente, con la consiguiente alarma y molestia publica, corresponde proactivamente y eficientemente al Ministerio Publico iniciar de oficio una investigación, tal cual ocurrió en la ciudad de Punta Arenas en un proceso de similares características y que termino con la destitución de un Alcalde y una millonaria compensación para la empresa involucrada y afectada por decisiones similares o de igual naturaleza .

Lo que estamos argumentando y planteando aquí reviste la mayor gravedad. Pues si los concejales disidentes a la comisión técnica tienen  razón habría que revisar entonces todas aquellas licitaciones bajo la Gestión Bertín que involucren a los mismos personajes, el pago evidente de sobreprecios o precios ajenos al mercado y determinar si aquí existe una práctica habitual y constante de asignar licitaciones de forma arbitraria o parcial bajo la responsabilidad propia del actual Alcalde , actuando de forma desprolija y contraria al interés común de los osorninos  .

Ahora bien si la comisión técnica tiene razón también debe quedar en evidencia en año de elecciones municipales que la actitud de los Concejales que votaron en contra de la experiencia y capacidad de la comisión técnica  constituye un entorpecimiento a la gestión municipal de un alcalde que vela correctamente por los intereses de la comunidad.

Esto no se trata de una simple licitación. Esto se trata de la fe pública cuestionada y la confianza en un gobierno comunal y su soporte público .  Se trata de la decisión que afecta a una ciudanía entera. Una decisión que debe ser sopesada, valorada y considerada responsablemente por ciudadanos que deben adoptar posiciones en defensa de su sociedad, de su familia y de su interés particular expresados a través de un voto que defina claramente que es lo que queremos de la conducción de nuestra ciudad  en un año de elecciones que podrían permitir  claramente establecer un recambio de alcalde y de concejales en base al real aporte, la transparencia y la probidad y competencia que todos y cada uno de los osorninos demandamos y requerimos con urgencia.

Un llamado que involucra también a los medios de comunicación de Osorno que deben hacerse parte del debate y eco de una ciudanía empoderada que demanda participación y  tribuna en las cuestiones de interés público que no deben ser desatendidos si queremos hacer una democracia real, eficaz y participativa.

 

Claudio Ojeda Soto
Editor Semanario Local
Fono 9 8776 2086
semanariolocal@gmail.com

 

Revise Comentario Editorial en Video

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Comentario Editorial : Confianza Pública en entredichos