Publicado en: lun, Jul 27th, 2015

Reflexión Cristiana : Alguien golpea la puerta

Share This
Tags

puerta

Un norteamericano de 20 años viajó a Inglaterra y en Londres entró a la catedral, allí observo un famoso cuadro que le llamó mucho la atención, ese cuadro representaba un verso Bíblico, Apocalipsis 3:20 que dice:

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

En el cuadro se veía una representación de Jesús de espaldas tocando a la puerta de una casa, pero la puerta sin picaporte, solo podía ser abierta desde adentro. El joven la contemplo por un tiempo y se marcho dejando esa imagen grabada en su mente.

El joven de vuelta en su país, se preparó y siguió adelante, tan bien le fue que, se volvió famoso e importante.

Pasados veinte años volvió a Inglaterra y estando en Londres, pasando por la Catedral, decidió volver a contemplar aquella majestuosa y preciosa obra de arte, veinte años después de haber venido, la obra permanecía intacta, como inmaculada, pero en esta ocasión sus sentimientos y razonamientos fueron conmovidos y pensó: “yo por ser importante y famoso no me dejan abrir las puertas de los lugares donde voy, todos abren sus puertas, colocan alfombras a mis pies y me rinden pleitesías; pero aquí esta el Rey de reyes y Señor de señores, tocando a la puerta de mi corazón, 20, 30,40 años, esperando que yo le abra y le he despreciado; ¡cuánto amor y misericordia a mostrado hacia mi!”

En su mente oró y abrió la puerta de su corazón y le recibió como Señor de su vida, así como a él lo alababan, le obedecían, lo respetaban y le querían agradar y complacer; así mismo y más, él haría con el que desde ese momento sería el Rey de su vida: Jesús.

 Para mi es impactante ver como se atienden a los reyes, presidentes, poderosos y famosos de este mundo, a veces son tratados como dioses. Pero es preocupante y triste como desprecian y hacen a un lado al Rey de reyes y Señor de señores, al autor de la vida; aquel que siendo Dios descendió de su trono para salvarnos de la eterna condenación, solo por amor a nosotros, y además de este sublime acto, ha hecho aún más: ha mostrado su amor y misericordia tocando día a día, minuto a minuto, segundo a segundo, a la puerta de nuestro corazón, para que Le recibamos como Rey y darnos perdón de pecados, redención y vida eterna.

Las personas para ver un rey o un famoso, hacen extenuantes sacrificios de dinero, tiempo y fuerzas, para exaltarles como fueran dioses (siendo tan mortales como nosotros y quizás de una moral aun mas baja que la nuestra) muchas veces esperan largas horas para solo verles pasar frente de ellos un par de minutos y recibir de ellos un vago saludo a la distancia. Pero para Jesús Dios, no disponen  siquiera un par de horas para que Éste, en oración, en la meditación de Su Palabra o en medio de la congregación, les hable; o para expresarle amor y gratitud e interactuar con Él. Jesús es un Rey que no solo quiere saludarnos de lejos o visitarnos, Él quiere habitar, morar en nosotros, dentro de nosotros, en comunión permanente.

El humilde Rey Jesús esta a la puerta tocando, ¿Él ya habita en ti? o ¿seguirás dejándole fuera? o ¿le abrirás?

Yo estoy a la puerta y llamo, dice el Señor. Esta de nuestra parte el abrir y El entrará, no a la fuerza, sino por el deseo de nuestra voluntad.

Y entrare a él; dice el Señor. Él entra en nosotros a través de su Espíritu Santo y se hace uno con nuestro espíritu, para que disfrutemos de su presencia y de sus riquezas en gloria que obtuvo por Su victoria sobre el pecado y sobre la muerte. Amen.

Emigdio Sumosa P.

Semanario Local

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado esta exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Reflexión Cristiana : Alguien golpea la puerta