Published On: Jue, Mar 12th, 2015

Estafadores telefónicos instalan nuevo y violento «modus operandi» en la zona.

Share This
Tags

estafa

Conocida es en Chile la llamada estafa telefónica o fraude telefónico iniciadas el año 2001 con la masificación de los teléfonos celulares.

Inicialmente era utilizado como fraude telefónico aquella llamada que notifica al «ganador» que ha sido acreedor a algún tipo de premio, otorgado por alguna «empresa» (generalmente crediticia o de teléfonos celulares), y que para poder reclamar el premio, el «ganador» debía comprar tarjetas de celular y darle los números de las mismas al que nos está llamando.

Vino la primera mutación de este delito virtual y las llamadas comenzaron a llegar por parte de falso policías, fiscales, médicos y abogados que daban cuenta de un accidente de tránsito que involucraba a un familiar en una detención por lo que lo solicitado era para el pago de trámites que evitaran el paso del familiar por la cárcel o la entrega de dineros para alcanzar un arreglo extrajudicial con las supuestas víctimas.

Sin embargo la masificación de estos casos y la exposición ante los medios de comunicación comenzaron a perder el factor sorpresa que pretendían los delincuentes y la comunidad más informada comenzó no solo a desechar este tipo de llamados sino que a grabarlos, hacerlos públicos y hasta burlarse de los delincuentes.

La estafa telefónica paso finalmente de moda para dar paso a un nuevo delito. Se trata de «la extorsión telefónica» o «secuestro virtual», una modificación violenta del fraude.

Se trata de una forma de secuestro extorsivo el que se inicia con la llamada de un delincuente a una víctima elegida al azar para informar sobre el secuestro de un familiar y exigiendo a cambio el pago de un rescate en una cuenta bancaria, o la entrega directa de dinero en un lugar previamente acordado, o el retiro de dineros y especies desde su domicilio; todos bajo la amenaza de matar al familiar capturado como rehén si no accede a lo requerido.

Para darle mayor veracidad colocan a un suplantador del familiar, en alguno de los casos se ha utilizado a un niño quien pide ayuda y llora desconsoladamente; . Anuncian de igual forma un trágico desenlace si se contacta con las policías. La trama orquestada por los delincuentes resulta bastante creíble puesto que utilizan gran cantidad de información para ello. Una de las características es que dejan el teléfono tomado a fin de que no se pueda desde el aparato realizar llamados para comprobar los hechos o alertar a la policía.

Conocimos del primer caso a través de la invitación que hizo una lectora de Semanario Local via facebook a participar del post de una mujer de la comuna de Paillaco identificada con las iníciales P.O.S. La mujer cuenta con detalles la dramática experiencia y los minutos de angustia vividos al saber de su hijo «secuestrado» y por quien exigían el pago de quinientos mil pesos, la mujer en su nerviosismo se rehusó a aceptar el cuento por lo que colgó el teléfono. Sin embargo los delincuentes insistieron en las llamadas con fuertes insultos y aumentando la ansiedad. Solo la comunicación con el establecimiento educacional de su hijo devolvió la tranquilidad a la atribulada madre.

Un segundo caso no llega por inbox se trata de una mujer osornina a quine identificaremos por sus iníciales como C.C. quien relata : » Le cuento hace dos semanas llamaron a mi hermana diciendo que tenían secuestrada a mi madre..Pusieron al teléfono a una señora llorando diciendo «hija sálvame» nos volvimos locas en ese momento pero llamamos a nuestra mamá y estaba bien… Después de eso llamamos a Investigaciones y solo nos dijeron que no nos preocupamos que era algo común que pasaba… Lo que ellos no entienden es el mal momento y la desesperación que pasamos», termina su relato.

Basados en estos antecedentes conversamos con el Sub-jefe de la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones de Osorno, Comisario Rodrigo García quien nos señalo que a la fecha existen 2 denuncias formales al respecto y que son materia de investigación.

El funcionario policial nos explico en forma detallada como operan los delincuentes entregándonos una serie de recomendaciones al respecto :

Lo primero que hay que tener en cuenta que la notificación de un accidentes que involucre a un familiar, en el caso de estafa telefónica, siempre será notificada por la policía en forma presencial y jamás mediante un teléfono.

Generalmente estas personas se hacen pasar por policías, inspectores municipales o médicos. No brinde ningún dato o información a la persona que lo está llamando, sobre sí mismo, sobre ningún otro miembro de su familia, y menos aún sobre familiares que estuvieran ausentes en ese momento. Frente a posibles estafas telefónicas pida un teléfono fijo (NO celular) de contacto para poder chequear la información. Evite llenar cupones con datos telefónicos a desconocidos: ya sea en comercios, cines, centros de compras o en la calle.

No guarde en su celular números con la palabra «mami» o «papi», Ponga nombres y evitará problemas en caso de que extravíe o le roben el celular.

Ahora Si recibe un llamado de carácter extorsivo corte inmediatamente la llamada.

Apague su teléfono o descuelgue su teléfono a fin de desincentivar la continuidad de las llamadas

Mantenga la calma y comuníquese rápidamente al 134 (emergencia policial) dando cuenta de los pormenores del hecho. Personal policial le puede ofrecer asesoramiento y contención adecuada.

Tome contacto con el familiar que no está en la casa y que supuestamente está «secuestrado». Formule la denuncia en la unidad policial. considere que la extorsión es un delito. Su deber como ciudadano es denunciarlo.

Y lo más importante acostúmbrese a NO BRINDAR NINGUNA INFORMACIÓN PERSONAL a menos que sea realmente necesario.  Cuidar su información no solo lo puede ayudar a prevenir extorsiones de este tipo, sino muchos otros hechos de carácter delictivo.

La comunidad en general debe estar alerta frente a este tipo de situaciones y difundir a fin que situaciones como las expuestas no afecten a otras familias desincentivando de paso el accionar de estos delincuentes.

 

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Estafadores telefónicos instalan nuevo y violento «modus operandi» en la zona.