Published On: Vie, Feb 6th, 2015

Los problemas del Mercado Municipal

Share This
Tags

mercado3

El viernes 23 de enero en horas de la tarde se inauguró el nuevo edificio del Mercado Municipal de Osorno, ubicado en calle Errazuriz entre calles Colon y Prat. El acto fue encabezado por el intendente de la región de Los Lagos, Nofal Abud, la presencia del alcalde Jaime Bertin, parlamentarios invitados y concejales.

Una semana después comenzaban los primeros reclamos. Directivos con dos más puestos al interior del recinto. Red eléctrica deficiente; sistemas de extracción de aire inadecuados y poco funcionales. Colapso del sistema de alcantarillado, prohibición de acceso a los cantores populares y otros, como evidencia una crónica anteriormente publicada.

Al revisar la información legal dispuesta en la página de transparencia activa del municipio osornino relacionada con el funcionamiento del mercado se puede constatar dos hechos considerables : No existe autorización u ordenanza municipal que autorice la venta de alcoholes en pagina web y tampoco existe publicados los contratos por arriendo de bienes inmuebles declarados en el periodo marzo del 2014 a enero del 2015. Un hecho que puede evidenciar un simple atraso de mantención del sitio web o una búsqueda deficiente .

Lo primero que hay que señalar es que actualmente en el Mercado Municipal se expende alimentos preparados, bebidas alcohólicas y productos comestibles en distintos locales por lo que solicitamos a la Autoridad Sanitaria un pronunciamiento al respecto.

Teresita Cancino, Jefa de la Oficina Provincial de Salud, indicó que “ hemos comenzado un trabajo conjunto con el municipio local para agilizar la tramitación que permita el funcionamiento del mercado municipal y de los locales que expenden alimento a fin de lograr, que el establecimiento y sus dependencias internas, renueven sus permisos a la normativa legal vigente, para así funcionar de manera óptima”. Agregando que “entre los meses de Enero y Febrero del 2015, existen 22 usuarios registrados en la oficina OIRS que solicitaron formularios y antecedentes para tramitar resoluciones sanitarias de locales de alimentos”.

Lo que aquí se está indicando claramente es el hecho de que no existe una resolución sanitaria vigente que habilite el expendio de platos preparados. Es más, la Autoridad Sanitaria dependiente de la Seremia de Salud, no ha realizado inspección física alguna a las nuevas instalaciones que permitan garantizar el cumplimiento de las normativas sanitarias vigentes las que no ser adecuadas ponen en riesgo la salud de usuarios.

Pero no solo se trata de la autorización para platos preparados. La normativa establece que los restaurantes deben contar con baños para sus clientes y en el mercado municipal esos baños están, al parecer, concesionados y su uso tiene un costo de $200 pesos, lo que se aleja de la norma. ( tampoco aparece en trasparencia activa la información con respecto a la concesión de los baños). En el tema de los baños se debe considerar baños para el personal, baños para locatarios y baños para los usuarios. Situación que no ha sido acreditada. Hay que recordar que el viernes recién pasado se recibió una denuncia en torno al colapso de los servicios higiénicos destinados a los locatarios y ubicados en el subsuelo.

Otro punto a considerar es la ausencia de una Resolución Sanitaria que autorice la deposición de residuos sólidos (basura) las que se hacen a un costado del mercado y que tampoco han sido supervisada. Lo mismo ocurre con las bodegas de frio que requieren una resolución sanitaria distinta a las anteriores y que tampoco existe.

A simple vista es posible percibir la condensación de vapores y olores en el ambiente lo que también está regulado y considerado peligroso para la contaminación de los alimentos, los pisos de las cocinas y los lavaplatos deben tener superficies no porosas y lavables, situaciones que tampoco están debidamente acreditadas.

No se trata de generar alarma pública pero lo concreto es que no existen garantías otorgadas por las autoridades locales competentes en materia sanitaria que indiquen que no se afectara aquí la salud de la población. Solo un caso de salmonella podría ocasionar un daño irreparable a los locatarios del nuevo complejo . ¿Quien asume esta responsabilidad ?.

Ley de alcoholes

Otro tema no menor dice relación con la ley de alcoholes.

El artículo 20 establece que «la municipalidad respectiva deberá suspender la autorización de expendio de bebidas alcohólicas a los establecimientos que no reuniese las condiciones de salubridad, higiene y seguridad prescritas en los reglamentos respectivos». Sin resoluciones sanitarias es imposible determinar si se reúnen las condiciones requeridas.

Así mismo la ley señala que el alcalde que otorgare patentes en contravención a las disposiciones de la presente ley será sancionado con una multa, a beneficio municipal, de diez a veinte unidades tributarias mensuales. Hay que considerar que las condiciones del mercado han cambiado por lo que se necesita determinar si son validas las patentes antiguas en este nuevo escenario físico.

Consultados Carabineros con respecto a la fiscalización de la ley de alcoholes en el Mercado Municipal señalaron que cerca de 20 locatarios supervisados presentaron la respectiva patente. Claro que con una salvedad. La patente del local, por ejemplo, del ciudadano XX indica como lugar autorizado el «subsuelo del mercado municipal del local 20». Hoy no existe el subsuelo por lo que la patente es claramente irregular. La fiscalización policial se baso en el buen criterio y la buena fe pública, nosotros hubiéramos aplicado la ley y requisado las bebidas alcohólicas con la infracción correspondiente una situación que deben vivir muchos de los contribuyentes en Osorno y en donde la autoridad policial no aplica tan buen criterio como en esta oportunidad.

Patente Municipal

Para la encargada de patentes municipales del municipio osornino se trata de un simple «traslado de patente». Según señala el tramite consiste en pedir el traslado.

Los locatarios presentan una solicitud la que se va a trámite a la Dirección de Obras , luego de eso se van a la Autoridad Sanitaria lo que se demora entre diez a quince días y donde deben presentar una serie de documentos proporcionados por rentas municipales para que la autoridad Sanitaria autorice la resolución correspondiente.

La explicación de la funcionaria pública resulta poco entendible. Argumenta que las instalaciones del actual mercado son muy superiores al viejo edificio por lo que se requiere solo de un traslados de patente pero ¿cuenta con las medidas higiénicas ? Eso depende de la resoluciones sanitarias inexistentes a la fecha. Por lo que volvemos al principio.

 A través de un comunicado la alcaldesa subrogante Karla Benavides señala que “El Municipio cuenta con la recepción final de las obras y como tal con todos los permisos exigidos en la normativa vigente”. Un hecho sujeto a relativo cuestionamiento. Puesto que la responsabilidad de los permisos sanitarios recaen exclusivamente en los locatarios en forma individual y no en el municipio. Pero las resoluciones sanitarias en torno a la deposición de basuras y baños públicos debe ser responsabilidad del municipio y sin visita inspectiva de la autoridad sanitaria debemos cuestionar la inexistencia de una resolución al respecto.

Desde el Municipio

La alcadeza(s) Karla Benavidez cuestiona las declaraciones del concejal Daniel Lilayú, quien manifestó que la casa edilicia osornina apresuró la apertura del nuevo Mercado Municipal : “de allí la molestia con el concejal Lilayú, pues sus palabras junto con desinformar a la comunidad, manchan el excelente trabajo realizado a la fecha por los profesionales de esta repartición comunal, pues estamos hablando de una mega obra que con el sólo hecho de visitarla debe enorgullecer a los osorninos”.

Efectivamente el Dr Danil Lilayu se ha dedicado en las últimas horas a recabar información al respecto emitiendo declaraciones en distintos medios y luego de entregar en forma verbal y telefónica los antecedentes ante la Seremia de Salud, quien a su vez espera una denuncia formal para interferir. Lo que igualmente resulta cuestionable.

Según indica el Concejal Lilayu su accionar se debe «al cumplimiento ético de su labor fiscalizadora», esta actitud inquisitiva le ha significado recibir airadas recriminaciones telefónicas por parte de dirigentes de los locatarios del mercado ante lo cual el concejal Lilayu señala que no se amedrenta.

» No estoy en contra de los locatarios sino de la correcta aplicación de las medidas sanitarias», señala el Medico osornino.

Y claro en las ultimas horas y a raíz de los cuestionamientos aparecidos y filtrados se han disparado los niveles de nerviosismo en todos los involucrados frente a una situación que resulta delicada y ante la cual pereciera ser que se termina finalmente adjudicando responsabilidades a los locatarios en forma individual y en un tema que no solo se debe asignar a los 22 locatarios que mantienen locales de comida sino que a la totalidad de los locatarios que deben regularizar sus patentes.

Finalmente debemos agregar que en este caso concreto lo que nadie dice y todos piensas es que la única medida necesaria pero impopular debiera ser la clausura transitoria de los locales que expenden comidas hasta la regularización de la situación , una medida que sin duda se ve lejana y resistida ya que nadie está dispuesto a pagar el precio político de instalar esta suerte de clandestino ubicado en el centro de Osorno.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Los problemas del Mercado Municipal