Published On: Lun, Oct 27th, 2014

Los dos papás de Nicolás…¿ y los otros?

Share This
Tags

avp

Desde un tiempo a esta fecha nos estamos acostumbrando a permanecer como rehenes de las minorías. Especialmente de las minorías sexuales. Y frente a esa situación optamos por miedo al castigo social de unos pocos en quedarnos limitados a no contrariar en nada a quienes puedan sentir ofendida su sensibilidad rectal alternativa, como alguna vez señalara un comentarista televisivo.

Cualquier comentario que se levante en demostración de una opinión franca, abierta, personal y o valorica nos convierte en «trogloditas públicos», «ideologistas Añejados», «discriminadores» «homofóbicos», «cavernícolas». «Poco Modernos». «No vanguardistas». Ni que decir en defender una posición heterosexual desde un punto de vista judeo cristiano adoptado por la tradición familiar y la consecuencia de quienes forman parte o creen formar parte de en una sociedad calificada por oriente como cristiana occidental. Una simple alusión a la Biblia, manual de conducta para los creyentes mormones, testigos de Jehova, evangélicos, luteranos y católicos ósea algo asi como el 80 por ciento de la población se convierte en un grito destemplado y desenfrenado de quienes están actuando como verdadero discriminadores.

1.Biológicamente la conducta y practica homosexual es una desviación de la forma natural. Es una diferencia en el porcentaje del tamaño y volumen del tercer núcleo intersticial del hipotálamo anterior, al menos así los describen algunos biólogos y neurocientificos.

2.-Sicológicamente se trata de una elección social consciente en algunos casos. En otros es el resultado de un desadaptación social voluntaria y también en otros casos involuntaria. Inconsciente.

3.-Freud consideraba la homosexualidad como la resultante de una bisexualidad psíquica y decía que intentar transformar un homosexual en heterosexual, era tan imposible como intentar transformar un heterosexual en homosexual. Los cristianos piensan diferentes.

Existe la teoría Queer que habla de la homosexualidad como una construcción social. Y otra teoría que indica como parte de la evolución y la adaptación natural de las especies la configuración de la homosexualidad, dando una serie de ejemplo de animales para sustentar esta teoría.

En cinco puntos hemos resumido las distintas concepciones en torno al tema. Estoy citando. No analizando. No asumiendo una postura personal. Intentamos mantener aquí un equilibrio. Algo muy difícil porque como heterosexual para los homosexuales estoy prejuiciado. Descalificado.

La teoría evolucionista le ha asignado un rol al hombre y a la mujer en la naturaleza. La teoría creacionista también. La supervivencia de la especie como norma natural para los evolucionistas. La dignidad espiritual para los creacionistas. La tercera vía, la que se discute, la que se promueve es producto de uno de los fenómeno anteriormente descritos en las cinco teorías expuestas biológicas y sicológicamente. Todos basados en un mismo punto y denominador común. Es una desviación. Una deformación. Una desadaptación. Una opción personal. Intransferible. Todos basados en Teorías. Una teoría no es una verdad absoluta. Es una percepción basada en historias personales, situacionales, sociales. Nuevamente Intransferibles. Cada órgano de nuestro cuerpo ha sido diseñado por Dios para los creyentes, por la naturaleza para los no creyentes con un fin especifico y determinado. Asignarles un rol diferente es una deformación natural, social, sicológica. Una desviación.

Ya no esta en discusión el libre ejercicio de su práctica a la cual el derecho le ha garantizado su supervivencia en la privacidad de sus hogares.

Está en discusión la imposición coercitiva y arbitraria de una minoría en torno al comportamiento social que debe aceptar obligatoriamente una mayoría. Una posición antidemocrática. Que atenta contra la libertad de quienes tienen derecho a pensar distinto o tradicionalmente. De quienes tienen legitimo derecho a rechazar lo que las minorías sexuales consideran vanguardismo y que intenta imponerse por vía de la presión social y comunicacional.

Indirectamente se pide a gritos una definición de familia para un estado que ha construido la sociedad en base a una definición de familia común y normal muy distinto al que plantea Movihil con su acuerdo de vida en pareja, o su derecho a la adopción a plantear en un futuro próximos.

Han logrado mediante la difusión consiente e intencionada de su postura distorsionada de la naturaleza implementarla como una lucha valorica; primero en las universidades, luego en la enseñanza media, posteriormente en la enseñanza básica y hoy festinan y festejan como gran logro integrarla en los jardines infantiles de la Junji.

Sin embargo esta es una posición absolutamente discriminatoria. Si en los jardines infantiles se puede enseñar y representar la homoparentabilidad como una vía valida de construcción de familia. Exijo, en representación de muchos, que igualmente se asigne el mismo derecho a enseñar y representar en igualdad de condiciones la heteroparentabilidad como forma valida de construcción de familia. Invoco para ello la ley Zamudio. No puedo ser discriminado en los jardines infantiles por ser heterosexual y tener convicción de ello. me han dicho que esos valores debo enseñarlos al interior de mi hogar. Si es así no estoy dispuesto a dar ventajas.

Los valores homoparentales que se enseñen entonces y también solo al interior de los hogares. En el ámbito de lo privado. Respetemos y hagamos respetar las conciencias de cada familia. No quiero que el Gobierno o el estado adopte una posición validante , ayudista y antidemocrática que promuevan la necesidad egoísta de las minorías y su desviación natural u opcional. Pido y exijo igualdad de condiciones para la crianza de mis hijos, de tus hijos .

Si Nicolás tiene dos papas. que muestren también al otro Nicolás a ese que tiene un papá y una mamá que los hacen feliz y apegado a la concepción normal de la naturaleza, o de la Iglesia.

A ese otro Nicolás que tiene un papa y una tía que los cuida. Una mama y un tío que llego a vivir a la casa. Dos abuelos heterosexuales a quienes llaman papa y mama. La sociedad no es ni debe ser el privilegio de unos pocos sino que de unos muchos.

Me declaro abiertamente en contra de la hertereomofobia militante y doctrinaria que intenta validarse como actitud sicológica, sociológica y cultural, que me mantiene como rehén y con miedo en una sociedad de libertades que debe imponerse sin atropellar el justo derecho de construir familia y sociedad en base a los valores que soberanamente he adoptado para los míos, para los tuyos.

Tengo Derecho a ejercer mi Derecho y el Estado y el Gobierno tienen por obligación acudir al llamado de la defensa de ese ejercicio, sin discriminaciones y en igualdad de condiciones; una balanza que hoy día en la discusión pública esta injustamente y arbitrariamente inclinada hacia las minorías.

Comentario en Video.

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Los dos papás de Nicolás…¿ y los otros?