Publicado en: dom, Sep 7th, 2014

Reflexión del Domingo: La mentira desde el punto de vista bíblico.

Share This
Tags

rueda

Tres amigos y estudiantes universitarios convencidos de que el examen del día viernes era por demás sencillo, optaron por irse de fiesta a un poblado cercano . Sin embargo, debido al desvelo del fin de semana dichos estudiantes se quedaron dormidos y no pudieron llegar a tiempo al examen.

Pidieron al profesor que les permitieran dar el examen aun cuando estaban atrasados . Rápida e ingeniosamente uno de los alumnos contó que en el camino a la universidad una llanta del auto se había pinchado; no hubo nadie que nos ayude, explico otro; estábamos muy preocupados por el examen , argumento un tercero . Claro que todo era mentira.

El profesor accedió, a condición de que hicieran el examen simultáneamente y en menor tiempo que sus compañeros por lo que solo tendría dos preguntas. Los jóvenes accedieron de buena gana, dada la importancia de la nota.  Les puso solo dos preguntas la primera era demasiado fácil y valía 5 puntos. Ellos se sintieron muy contentos.  La segunda pregunta valía 95 puntos y decia textual :   ¿Cuál llanta fue la que se pinchó?.

Juan 8:32: y conoceréis la VERDAD, y la VERDAD os hará libres.

Hay en nuestras vidas un permanente enfrentamiento entre la MENTIRA y la VERDAD. La persona que conoce y recibe la VERDAD, puede ser libre de todas las MENTIRAS que atan su alma y su mente. La VERDAD hace Libre, dice la biblia.

Juan 6:63: El espíritu es el que da VIDA; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son VIDA.

Por increíble que parezca, la VERDAD es un elemento VIVO que transmite VIDA. Ella entra a nuestra mente, y nos despoja de otro elemento VIVO que tenemos alojado dentro de nosotros que es la MENTIRA; la cual a pesar de estar viva, transmite muerte y lleva a la muerte: muerte espiritual.

Parte 2: ESPÍRITU DE VERDAD Y ESPÍRITU DE MENTIRA.

Juan 16:13: Pero cuando venga el espíritu de VERDAD, él os guiará a toda la VERDAD; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

La MENTIRA y la VERDAD son espíritus en sí mismos: espíritu de MENTIRA y espíritu de VERDAD. Tanto la VERDAD como la MENTIRA son canales activos y vivos de ESPIRITUALIDAD; hay transmisión de espíritus a través de ellos. En la VERDAD fluye y se manifiesta el espíritu del bien: el Espíritu Santo de Dios. Y en la MENTIRA hay espíritus del mal: espíritus de demonios. Espíritus de error

2 da de Crónicas 18:20-22 Entonces salió un espíritu, se puso delante de Jehová y dijo: “Yo le induciré.” Jehová le preguntó: “¿De qué manera?” 21 Y él respondió: “Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas.” Y Jehová dijo: “Tú lo inducirás, y también prevalecerás. Sal y hazlo así.” 22 Ahora pues, he aquí que Jehovah ha puesto un espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas, porque Jehová ha decretado el mal con respecto a ti.

Proverbios 18:21: La MUERTE y la VIDA están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

Si hablamos VERDAD, transmitimos cosas buenas: bendición; pero si hablamos MENTIRA, transmitimos cosas malas: maldición. Según lo que declaramos con nuestra boca, las palabras manifiestan y transmiten espíritus de MUERTE, que son los demonios; o el espíritu de la VIDA, que es el Espíritu Santo. Declarar palabras de VERDAD, es invocar espíritu de VIDA, que es la misma presencia del Espíritu Santo de Dios; es invocar al Señor JESUCRISTO sobre uno mismo; al manifestarse la VERDAD, se está manifestando la presencia del Señor JESUCRISTO en nuestras vidas. Declarar la vida es avivar, es dar vida. Pero declarar palabras de MENTIRA, es desear o declarar la muerte; es invocar espíritus de muerte sobre uno mismo.

Parte 3: DAR LUGAR A DIOS O DAR LUGAR AL DIABLO.

Juan 15:26: Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el espíritu de VERDAD, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

La VERDAD es el espíritu de Jesucristo; es el Verbo de Dios y la Palabra de Dios. Cuando hablamos VERDAD, estamos invocando y manifestando el Espíritu de Cristo. Cuando hablamos VERDAD, estamos hablando con el respaldo de Dios; estamos hablando lo que Dios aprueba y le agrada; aunque lo que hablamos no sea agradable para los oyentes, la VERDAD agrada a Dios, y Él la respalda.

Cuando hablamos MENTIRA, estamos invocando y manifestando el espíritu del diablo y de los demonios. Hablar MENTIRA es dar lugar al diablo.

Juan 14:17: el Espíritu de VERDAD, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Este versículo nos revela o enseña una de las grandes diferencias que posee el hijo de Dios, que no poseen las demás personas: que tiene el espíritu de VERDAD. Al recibir a Jesucristo en nuestra vida, como Señor y Salvador, pasamos a ser hijos de Dios, y pasamos a tener el espíritu de VERDAD. Al permitir que se instale la VERDAD en nuestra mente y en nuestra alma, estamos dando lugar al Espíritu Santo de Dios en nuestras vidas. La persona que no es de Dios, nunca habla 100% la VERDAD; y cuando lo hace por alguna conveniencia que tiene, cruza los dedos en señal a Satanás para anular lo que está diciendo, o se tapa la boca, o hace algún otro tipo de conjuro y gesto que anula la VERDAD que sale de su boca.

Hechos 5:3 y 4. Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

El Espíritu Santo hace batallas contra la MENTIRA que está alojada en nuestra mente o en nuestro entorno. Es un verdadero ‘detector de MENTIRAS’. Nadie puede mentir al Espíritu Santo. La persona que tiene el Espíritu Santo activo, sabe siempre cuando alguien le está diciendo una MENTIRA, o le está ocultando algo. El espíritu de VERDAD es una luz que emana de nuestro ser; es la presencia de Dios que llevamos dentro. Donde se manifiesta el Espíritu de Dios, allí se manifiesta la VERDAD.

Juan 17:17: Santifícalos en tu VERDAD; tu palabra es VERDAD

Semanario Local

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado esta exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Reflexión del Domingo: La mentira desde el punto de vista bíblico.