Publicado en: dom, Ago 10th, 2014

Reflexión del Domingo : ¿Soy Yo un orgulloso?

Share This
Tags

orgullo

Definición : Exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás.

Basado en el libro de Gálatas capitulo 6 versículo 3 : “Porque el que cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña”.

El orgullo es una de las actitudes que más repudiamos en los demás. El orgullo es como la ropa interior: “Lo primero que nos ponemos y lo último que nos sacamos “

El orgullo, “Protege lo que Dios quiere destruir”, “Fortalece lo que Dios quiere debilitar”, “Vivifica lo que Dios quiere hacer morir”, “Da fuerzas para pecar”

Un orgulloso se alaba a sí mismo. En forma indirecta pero permanente, el soberbio se encarga de dejar asentado ante los demás lo inteligente, perfecto, capaz e importante que es. solapadamente, exalta su propia persona. Si no logra que los demás crean todo lo que dice de sí mismo, entonces en lo espiritual intentara buscar alabarse. “que te alabe el extraño y no tu propia boca ” (Proverbios 27:2)

El Orgulloso quiere sobresalir. Tal vez sea su principal característica: DESTACARSE. El orgulloso no soporta el pasar desapercibido. Odia el anonimato. De una u otra forma se hace ver o escuchar. Necesita imperiosamente destacarse. Permanentemente quiere llamar la atención y hacer ostentación de algo. En este sentido, el orgulloso es el individuo más dependiente de las personas que hay. Quiere a toda costa que los demás se enteren de su presencia. Es esclavo de su orgullo.

La moda está muy ligada a la imagen. Las personas son capaces de vestir o hacer cualquier cosa a cambio de estar IN, sea lo que sea. De una manera que llame la atención. Por el tipo de vestido, por sus colores. Por su pinta, por su moto, por su físico, porque se comporta como si fuese Rambo, etc. Hoy el hombre compite con la mujer para ver quién se ve más coqueto. Hay mujeres que no solo son lindas o que tienen un hermoso físico, sino que además son conscientes de su belleza física. De las mismas, son pocas las que pueden evitar el ser excesivamente coquetas. Siempre están vestidas de una forma para llamar la atención. Porque en el fondo la persona soberbia desea ser adorada, quiere que se le rinda culto a su persona.

Se puede detectar a un orgulloso incluso por su forma de hablar. En voz alta. Utilizando términos rebuscados. Usando groserías, etc. Intenta dejar siempre en claro su autosuficiencia.

Da la impresión de que se las sabe a todas. Que nadie puede enseñarle algo. El orgulloso acostumbra a decir: ” cuando tu vienes yo ya estoy de vuelta”. Alguien replicaba a esta frase diciendo que está de vuelta pero porque nunca salió.

Quiere dejar la imagen que conoce todos los secretos de la vida, el amor, el sexo, etc.

“¿Conoces a alguien sabio en su propia opinión? Hay más esperanza del necio que de él” (Proverbios 26:12)

Siempre da la imagen de ser alguien imbatible e invencible. Aunque se esté muriendo por dentro, nunca se mostrará débil impotente o necesitado ante los demás, minimiza cualquier aflicción o dolor que esté soportando, pierde así la oportunidad de ser ayudado. A quienes le rodean el soberbio les da la impresión de que nunca necesita de nada ni de nadie.

“El orgulloso nunca pide consejos”, “Jamás pierde una discusión”, “Nunca pide perdón. Para él sería una terrible humillación y lo considera una muestra de debilidad”

Alguien dijo que: “Los cementerios están llenos de personas que creían que sin ellos el mundo no podría andar”

Un espíritu orgulloso es un espíritu exigente, nos referimos a que de una manera intensa y tenaz reclama y demanda atención, respeto, privilegios, felicidad, derechos.

Exige y Demanda que: “sus hijos cumplan con sus propias expectativas”, “los vecinos sean como él quiere que sean”, “el conflicto se solucione de la manera que el espera”, “aquello que tanto le molesta desaparezca de inmediato”, “que su dolor se termine ¡YA!”, “que se sus planes y sueños se hagan realidad en tiempo y forma como él desea”, “quienes le rodean se amolden a sus gustos”, es decir, espera que todo el universo cumpla sus deseos y expectativas, que todo y todos se adecuen a sus demandas, todos tenemos derechos y obligaciones pero debido a su óptica deformada, el orgulloso SOLO SABE DE DERECHOS Y DESCONOCE SOBRE OBLIGACIONES.

Por tal motivo una persona orgullosa fácilmente se convierte en una persona CONTROLADORA, que termina manejando a los demás. Está tan obsesionada con que todos sean como él quiere que sean, que tiende a dominar a quienes les rodean, los anula reprimiendo toda naturalidad y espontaneidad, ante su presencia nadie tiene el derecho de ser como es, el orgulloso se cree con el derecho absoluto de imponer su propio estilo y opiniones.

No solo le arruina la vida a los demás, ya que esa sed intensa de exigir demandar y reclamar todo a todos le arruina la vida a él mismo, ya que en realidad nada le satisface, hace que nunca quede conforme.

Dios aborrece a los orgullosos (Proverbios 16.5) y los resiste (Santiago 4.6).El orgulloso terminará mal. (Proverbios 16.18) Aprendamos de Jesús (Mateo 11:29).

Por lo que volvemos a la pregunta inicial. ¿Soy yo un orgulloso?. Si lo soy…y debo luchar cada día por no serlo. ¿Y usted?…no me responda a mi…responda en su interior y trabajemos juntos para que Dios nos libre y quebrante para no caer en este sutil pecado

Semanario Local

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado esta exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.

Reflexión del Domingo : ¿Soy Yo un orgulloso?