Published On: Mie, jul 31st, 2013

El fracaso de Piñera

Share This
Tags

escalonaUn gabinete destartalado, cuyos miembros más reconocidos prefirieron buscar otros destinos en una incierta carrera presidencial antes que continuar acompañándolo; sus partidos de apoyo Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente (RN-UDI) insertos en un conflicto insoluble; obligado a mostrar como iniciativa propia un reajuste del sueldo mínimo que semanas atrás había rechazado terminantemente; una economía en desaceleración con fuerte gasto público que aumenta un inocultable déficit estructural.

La extensión del trabajo precario y de los conflictos de interés; así como el derrumbe de servicios públicos como la ficha de protección social o instituciones como el Servicio de Impuestos Internos (SII) o el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), forman parte de un balance enteramente insatisfactorio del paso del Presidente Sebastián Piñera por La Moneda.

No hay argumentos que avalen las autoalabanzas y el exitismo del gobierno y del mismo Jefe de Estado. Aunque el mismo se empeña en generar una imagen triunfalista en un afán que confirma sus pretensiones de repostularse el 2017. En tal incesante ajetreo, esta semana, llegó a concurrir a la licitación de una autopista subterránea en la Región Metropolitana. Una de aquellas inversiones que consagra y ahonda el centralismo a través de mega proyectos que a lo largo de Chile no se verán en varias décadas más.

Esas obras son un monumento a la arrogancia de los poderosos barrios del uno por ciento de la población, profundizando la desigualdad a grados aún más irritantes e inaceptables.

Lo más insólito es que el gobernante pareciera no darse cuenta de la situación, embarcándose en una intervención electoral sin precedentes, que llega “al dedazo” para imponer una candidatura de su agrado, en una conducta más propia de un jefe de campaña que de un Jefe de Estado. Tan abierto resulta el intervencionismo en la derecha que el propio partido RN ha decidido realizar su consejo general del 10 de agosto “sin invitados” para dejar fuera del mismo a los ministros y emisarios de La Moneda.

La situación que se ha producido en RN demuestra hasta donde ha llegado el fracaso de Piñera, al tener que obligar a su propio partido, del cual fue su presidente y su principal figura, a una semi-postración que lo aleja severamente del rol de liderazgo nacional al que aspira.

Finalmente, quiero sintetizar mi punto de vista, en que el papel de jefe electoral del mandatario no es compatible con el de Jefe de Estado.

El Banner no pudo ser cargado

About the Author

-


Fatal error: Cannot redeclare get_leaf_dirs() (previously declared in /home/semanari/public_html/wp-content/themes/1/footer.php:27) in /home/semanari/public_html/wp-content/themes/1/footer.php on line 31